Inicialmente se creía que, las personas una vez infectadas por el SARS-CoV-2 no repetían. Sin embargo, los casos por reinfección han sido recurrentes. De hecho, no se descarta la posibilidad de que el coronavirus se vuelva endémico. Esta situación ha llevado a muchos científicos a intensificar sus investigaciones para evaluar cómo esta enfermedad afecta las células de nuestro sistema inmune. Prueba de ello, es un nuevo estudio que sugiere que la memoria de algunas células de nuestro sistema inmunológico explica sintomatología leve del COVID-19.

Los científicos explican que las personas que han sido afectadas por el virus que causa el resfriado común o bien por cualquier otro coronavirus son más resistente al SARS-CoV-2. Esto se debe a que las células T que “reconocen péptidos –neurotransmisores que envían información a las células–conservados entre los coronavirus son más abundantes y tienden a tener un fenotipo de memoria, en comparación con los únicos del SARS-CoV-2”.

Células T CD8 + son más abundantes en pacientes con COVID-19

Mujer usando una mascarlla

Curiosamente, las células T CD8 con las especificidades señaladas anteriormente son más comunes en pacientes con COVID-19, pero con síntomas leves. Eso significa que las personas que han enfermado por el virus que causa la influenza o cualquier otro coronavirus tienen mayor protección ante el COVID-19, sugiere la investigación.  

Para llegar a esa conclusión, los investigadores desarrollaron una plataforma de reactivo de tinción de células T multimérica que tiñe células T específicas de forma más eficaz en comparación con otras herramientas de cuantificación celular como los tetrámeros de MHC (Complejo mayor de histocompatibilidad), el cual avisa al sistema inmune de la presencia de un elemento extraño en el interior de una célula. Al respecto, el profesor de microbiología e inmunología y director del Instituto de Inmunidad, Trasplantes e Infecciones de Stanford, Mark Davis, agrega:

“Las células de memoria son, con mucho, las más activas en la defensa de las enfermedades infecciosas. Son lo que quieres tener para combatir un patógeno recurrente. Son lo que se supone que deben generar las vacunas”.

Las células T podrían ser la respuesta a serie dudas

Estos resultados explicarían por qué los niños y algunas personas son más resistentes al SARS-CoV-2. Incluso, esta tecnología podría emplearse para predecir síntomas más graves en pacientes con COVID-19. En ese sentido, Davis agrega:

“Puede ser que los pacientes con COVID-19 grave no hayan sido infectados, al menos no recientemente, por cepas de coronavirus más suaves, por lo que no retuvieron células T de memoria eficaz”.

Así pues, esta investigación podría ser la respuesta a esas dudas que por mucho tiempo nos han carcomido con respecto a por qué el SARS-CoV-2 afecta a unas personas más que a otras.

Referencia

CD8+ T cells specific for conserved coronavirus epitopes correlate with milder disease in COVID-19 patients. https://immunology.sciencemag.org/content/6/61/eabg5669

Escribir un comentario