La depresión es un trastorno mental, desencadenante de suicidios y ciertas enfermedades, que afecta a millones de personas alrededor del mundo . Es por ello que diversos investigadores se han dado a la tarea de probar distintos métodos para hacerle frente. Sin embargo, ha sido una tarea bastante difícil, pues es una afección que varía de persona a persona.

Ahora, un nuevo artículo publicado en la revista Neuron parece dar un poco más de esperanzas. Este sugiere que la droga psicodélica psilocibina, un compuesto natural proveniente de hongos alucinógenos, puede recuperar enlaces neuronales perdidos a causa de la depresión.

La psilocibina fortalece los enlaces neuronales

Para llegar a esas conclusiones, los investigadores evaluaron la reacción de una serie de roedores (bajo condiciones de estrés) ante el estímulo de la droga psicodélica psilocibina. Sorprendentemente, solo bastó una dosis para que sus conexiones neuronales aumentaran. Al respecto, el autor principal del estudio y profesor asociado de psiquiatría y neurociencia en Universidad de Yale, Alex Kwan, expresa:

“No solo observamos un aumento del 10% en la cantidad de conexiones neuronales, sino que también eran en promedio un 10% más grandes, por lo que las conexiones también eran más fuertes”.

Según explican los investigadores, la psilocibina aumenta la densidad de las espinas dendríticas. Estas últimas son pequeñas protuberancias alojadas en las células nerviosas y cuya función es mantener la fuerza sináptica y transmitir información entre neuronas. Ahora bien, las personas que sufren depresión tienden a registrar menores enlaces neuronales. Precisamente, aquí es donde entran los hongos alucinógenos y su capacidad de reparar y fortalecer enlaces neuronales.

Efecto duradero

Como señalamos anteriormente, los efectos de la psilocibina se evaluaron en ratones. Durante el experimento, los investigadores detectaron que la cantidad de espinas dendríticas de los roedores había aumentado. Incluso, que habían duplicado su tamaño 24 horas después de su administración.

Un mes después, los efectos de la droga aún estaban presentes. Además, los ratones agotados mentalmente habían mejorado su compartimiento y reportaron una mayor actividad de neurotransmisores –sustancias químicas que transmiten señales entre neuronas–.

En vista del efecto duradero de esta droga, se espera que esta investigación, en conjunto con otras que ya se han realizado en este campo, contribuya a hacerle frente a la depresión y a los riesgos que este trastorno metal conlleva.  

Referencia:

Psilocybin induces rapid and persistent growth of dendritic spines in frontal cortex in vivo. https://doi.org/10.1016/j.neuron.2021.06.008

Escribir un comentario