La muerte es un destino seguro, pero el olvido no necesariamente. Figuras como Leonardo Da Vinci marcaron de tal modo la historia que incluso hoy persiste el interés por conocer su historia, desde sus orígenes hasta su descendencia.

Para ayudar en ello, un proyecto de investigación examinó el ADN obteniendo bases sólidas para reconstruir el árbol genealógico de su familia. Los resultados, publicados en la revista Human Evolution, recrean la línea continua masculina, de padre a hijo, de la familia Da Vinci desde el progenitor hasta su nieto.

Abarcando 690 años, uno de los logros más interesantes del análisis fue la identificación de 14 descendientes de Da Vinci que siguen vivos en nuestros tiempos.

Rastreando el cromosoma Y en la familia Da Vinci

Para empezar, vale recordar algunos aspectos sobre genética. Los hombres tienen un cromosoma X y un cromosoma Y, siendo este último el que se transmite a los descendientes masculinos.

Los estudios muestran que este puede permanecer sin cambios a lo largo de 25 generaciones, lo cual es de especial utilidad para estudios sobre genealogía. Los investigadores Alessandro Vezzosi y Agnese Sabato aprovecharon eso en su trabajo de una década.

El estudio, que contó con la colaboración de los descendientes vivos, consistió en comparar el cromosoma Y de los parientes masculinos actuales con el de sus antepasados enterrados en cementerios antiguos y modernos. De este modo, certificarían el propio marcador del cromosoma Y de Leonardo en la descendencia.

“Al igual que el apellido, la herencia masculina conecta la historia de los registros de registro con la historia biológica a lo largo de linajes separados”, escriben los autores.

Leonardo Da Vinci no tuvo descendencia directa

Un estudio previo realizado por los mismos autores reveló que Leonardo Da Vinci tiene muchos descendientes vivos, pero indirectos, de una sola rama de la familia. Los resultados del nuevo trabajo muestran que el genio tenía al menos 22 medios hermanos, aunque no tuvo hijos.

El árbol familia abarca cinco ramas que incluyen al padre de Leonardo, ser Piero, y al medio hermano Domenico; desde la 15ª generación, se han documentado más de 225 personas.

La importancia de este estudio genealógico

Este trabajo logra llenar los vacíos y corregir los errores que arrastraron las investigaciones anteriores, y además ofrece una actualización confiable del árbol genealógico de Da Vinci. Además, representa la primera vez que se documentan casi siete siglos de la historia familiar del polímata renacentista.

Investigadores sosteniendo grandes hojas blancas con el árbol genealógico de Leonardo Da Vinci.
Los investigadores Alessandro Vezzosi y Agnese Sabato. Crédito: Alessandro Vezzosi y Agnese Sabato.

Pero más allá de identificar la descendencia indirecta de Da Vinci, los resultados sirven de base para responder muchas preguntas aún latentes entre los historiadores y científicos. Por ejemplo, ¿qué subyacía su genio tan particular?; ¿padecía algún tipo de enfermedad hereditaria o gozaba de buena salud?; ¿cuáles eran sus destrezas físicas?; ¿qué había detrás de su extraordinaria visión, sinestesia y súper sentidos?

Por si fuera poco, la identificación de la línea biológica también podría ayudar a verificar la autenticidad de sus obras y los materiales que empleaba en ellas. Y aunque ciertamente contamos con muchas técnicas y herramientas avanzadas, esto podría arrojar aportes significativos incluso en materia de comprensión del arte.

Referencia:

The New Genealogical Tree of the Da Vinci Family for Leonardo’s DNA. Ancestors and descendants in direct male line down to the present XXI generation. https://pontecorbolipress.com/journals/index.php/he/article/view/133

Escribir un comentario