El viernes 2 de julio, durante la madrugada, un incendio comenzó en las aguas del Golfo de México. Según parece, una fuga en el campo petrolero Ku Maloob Zaap, dio pie a las llamas que prontamente se convirtieron en un “ojo de fuego” en el medio del mar.

Según indicó la compañía petrolera estatal mexicana Petróleos Mexicanos, también conocida como Pemex, la situación inició a las 5:15 de la mañana y se mantuvo por horas hasta que finalmente se pudo controlar el incendio.

¿Qué causó el incendio en las aguas del Golfo de México?

Durante la mañana del viernes, las imágenes del “ojo de fuego” se hicieron virales en plataformas como Twitter. A través de ellas, pudimos ver el tamaño del incendio en el Golfo de México y cómo las llamas se extendían en la superficie del agua, actuando casi como si fueran lava.

Según reportó Reuters, el incendio se extendió por 150 metros cuadrados y fue provocado por una fuga de gas. Específicamente, la situación inició cuando uno de los oleoductos submarinos de Ku Maloob Zaap se rompió durante horas de la madrugada.

Incendio del Golfo de México.
Vía Twitter.

De acuerdo a lo que aclaró Pemex, el problema pudo originarse debido a las recientes tormentas eléctricas y fuertes lluvias, que podrían haber dañado las instalaciones de Ku Maloob Zaap. Igualmente, la compañía se comprometió el viernes a estudiar el asunto con más profundidad. Pero, al menos hasta ahora, no han dado más información sobre el evento.

¿Cómo lograron controlar el incendio?

En primer lugar, se pudo ver cómo diferentes buques llegaron para controlar lo más posible las llamas y aplacar el incendio en el Golfo de México. Según lo dicho por Pemex en su comunicado, sus trabajadores utilizaron también nitrógeno para calmar el fuego.

Luego de 5 horas de labores continuas de contención, el fuego se declaró extinguido a las 10:30 de la mañana del mismo viernes. Por lo que parece, ningún trabajador terminó lesionado, y no hubo fuertes daños a las instalaciones de Pemex.

Incendio del Golfo de México.
Vía Twitter.

Ahora, no se puede decir lo mismo de la vida marina de la zona o del hábitat que indudablemente fue alterado por el incendio sin precedentes. Lastimosamente, no se han dado datos sobre ese tipo de daños, así que habrá que esperar más para conocer el verdadero impacto que el fuego ha tenido en el Golfo de México.

Mientras tanto, Pemex ha cerrado sus válvulas de 12 pulgadas para evitar futuras fugas. Pero, es poco probable que detengan sus operaciones por mucho tiempo. Sobre todo al considerar que Ku Maloob Zaap es la planta más productiva de la compañía.

Un historial de problemas

Vía Shutterstock.

La actual no es la primera vez que Pemex se ve envuelto en problemas por fugas en sus instalaciones. Según lo recopilado por Statista, al menos 100 personas fallecieron entre 2010 y 2017 debido a accidentes similares en sus plantas.

Hasta ahora, el más reciente incendio en el Golfo de México es su accidente de mayor escala. Pero, por el historial que tiene, Pemex tendrá que hacer serios cambios en su manejo y mantenimiento de instalaciones si no quiere arriesgarse a romper su propio récord en el futuro.

Escribir un comentario