Una serie de excavaciones realizadas en la ciudad de Sigtuna, en Suecia, reveló siete tumbas que contienen varios esqueletos bien conservados, entre los cuales figuran los de dos bebés vikingos que probablemente fueron gemelos.

Los arqueólogos encontraron las tumbas a fines de abril de este año durante una investigación en un sitio en el que estaba previsto construir una casa. Hasta ahora no hay ningún indicio de poltergeist, pero los osteólogos probablemente encuentren detalles que ayuden a saber algo más sobre su historia.

Esqueletos de vikingos que se convirtieron al cristianismo hace 1,000 años

Los arqueólogos a cargo de las excavaciones encontraron las restos de ocho personas, cuatro adultos y cuatro niños, dentro de las tumbas. Entre ellos, dos esqueletos que parecen corresponder con gemelos vikingos.

Las estimaciones sugieren que tienen unos unos 1,000 años de antigüedad y que probablemente correspondían a entierros de vikingos que se habían convertido al cristianismo.

“El carácter cristiano de las tumbas ahora excavadas es obvio por la forma en que se distribuyeron”, dijo Johan Runer, director de proyecto de Uppdrag arkeologi, la empresa que dirigió las excavaciones.

Esqueletos de vikingos convertidos al cristianismo

La mayoría de las personas en el sitio arqueológico fueron enterradas boca arriba en una posición este-oeste. La práctica contrastaba con las establecidas por las creencias vikingas tradicionales en esta parte de Suecia, que establecían la incineración tras la muerte.

A propósito de ello, en el sitio se encontraron también depósitos de carbón y ataúdes parcialmente quemados que parecen sustentar la idea que las prácticas vikingas persistían en aquel entonces.

Los arqueólogos creen que estos rituales de fuego estuvieron involucrados en al menos cuatro de los entierros hallados. “Tales fenómenos son bastante comunes en las tumbas del período vikingo cristiano, pero anteriormente bastante raros en Sigtuna”, dijo Runer.

Evidencia de cristianismo en la ciudad sueca

El sitio arqueológico también alojaba lápidas de piedra en la parte superior de cuatro de las tumbas halladas; una de ellas estaba rodeada por piedras que formaban una especie de caja.

La colocación de este tipo de estructuras no era común en la época, y Runer destaca que no se habían observado anteriormente en la ciudad de Sigtuna. En cambio, como muchos sabrán, sí son comunes en los entierros cristianos; de hecho, estas eran comunes entre las tumbas cristianas antiguas en esta área de Suecia.

Otra evidencia de cristianismo latente en estos sepulcros fueron un “cinturón de cuero que contenía accesorios de hierro y aleación de cobre dorado con plata” en el cuerpo de uno de los individuos enterrados. Además, dentro su boca había monedas de plata.

Runer explica que colocar monedas dentro de la boca de una persona también era “una práctica bastante común para los entierros cristianos del período vikingo en el centro de Suecia”.

Por otro lado, otra de las tumbas encontradas contenía un peine elaborado con huesos que exhibía una ornamentación impresionante y con excelente acabado. Este se encontraba dentro de un estuche.

Una trágica historia detrás de los esqueletos de gemelos vikingos

Lo más resaltante no fueron los rastros de los inicios del cristianismo entre los vikingos, sino el hallazgo de dos esqueletos dentro de un misma tumba con potencial de haber pertenecido a bebés gemelos.

“En una tumba, había dos bebés muy pequeños que aparentemente tenían exactamente la misma edad”, dijo Runer. Y aunque están a esperas de investigaciones más profundas para reconstruir la historia de los restos, las interpretaciones tempranas apuntan a que la tumba “contiene el trágico resultado de un aborto tardío de un par de gemelos”.

Referencia:

Skeletons of twin infant Vikings discovered in Sweden. https://www.livescience.com/viking-burials-twin-infants-sweden.html

Escribir un comentario