Las empresas invierten mucho en marketing para garantizar que su público objetivo se entere de la existencia y los beneficios que ofrecen sus productos y servicios. Pero, ¿quién diría que algo tan simple como indicar el lugar de fabricación en la etiqueta podría favorecer las ventas de sus productos?

Dos investigadores de la Universidad de Chicago descubrieron que seguir esta normativa establecida por Comisión Federal de Comercio de EE.UU. (FTC, según siglas en inglés) es realmente útil. Y aunque lo más común es que las personas y empresas se salten las reglas, algunos parecen hacer uso de esta en particular para aprovechar este beneficio.

Los productos importados deben indicar el lugar de fabricación

La FTC establece en su reglamento que la etiqueta de cualquiera producto importado indique su país de origen; sin embargo, esto no aplica para los que han sido fabricados en los Estados Unidos.

Para que una marca pueda afirmar que su producto es hecho en los Estados Unidos, es necesario que “todo o prácticamente todo” de este sea fabricado allí. Por tanto, carece de componentes o ingredientes extranjeros o, en caso de que no sea así, el contenido debe ser insignificante.

Por lo tanto, cuando un estadounidense toma un producto del estante y lee “Hecho en EE.UU.” en su etiqueta no ve en realidad un estricto apego a la legislación, sino una estrategia de marketing.

Afirmaciones engañosas sobre el origen de los productos

Ahora bien, las etiquetas suelen indicar muchas cosas que no necesariamente sean ciertas, y un buen ejemplo de ellos son los comestibles dietéticos y harinas que afirman ser ricos en nutrientes. Este tipo de mentiras también se repiten en aspectos tan importantes como el lugar de fabricación de los productos, precisamente porque sí, la estrategia funciona para mejorar las ventas.

Palabras con la bandera de los Estados Unidos que dicen "MADE IN THE USA" en referencia al lugar de fabricación.

Y es que las investigaciones sobre el tema revelan que la demanda de los consumidores disminuye cuando el empaque y el material de marketing no incluye la afirmación “Hecho en EE.UU.”. En cambio, la demanda aumenta cuando esta información está incluida.

A pesar de los beneficios, muchas empresas evitan fabricar dentro de los Estados Unidos (quizás porque es más económico en otros países). En su lugar, prefieren afirmar (aunque no sea cierto) en sus empaques que este es el lugar de fabricación de sus productos para disfrutar de sus efectos a nivel de ventas.

Influencia del lugar de fabricación de los productos sobre las ventas

La FTC ha encontrado más de 150 casos de afirmaciones engañosas de este tipo desde 2010, pero este nuevo estudio se centró en solo cuatro de ellos; estos fueron: Gorilla Glue, Loctite Glue, Gorilla Tape y utensilios de cocina Tramontina.

Los investigadores examinaron y compararon las ventas antes y después de que el lugar de fabricación de los productos fuera eliminado de sus empaques, publicidad, sitios web y otros canales de marketing.

La comparación reveló que, en tres de las cuatro marcas evaluadas, el retiro de la información del lugar de origen tuvo un impacto negativo en sus ventas. Los autores indican en su artículo que:

“Los utensilios de cocina Tramontina experimentaron una disminución del 19,5% en las ventas semanales de la tienda; Loctite Glue experimentó una disminución del 6,1%; y Gorilla Glue sufrió una disminución del 1,9%. La cuarta marca que estudiamos, Gorilla Tape, experimentó una ‘tendencia a la baja’ tras la decisión de la FTC”.

El lugar de fabricación influye incluso en los precios en las subastas

Otro experimento se realizó en la plataforma de compras en línea eBay, donde se realizaron más de 900 subastas en el transcurso de tres meses. Durante su desarrollo, variaron solo la presencia de la afirmación “Hecho en EE.UU.” en las especificaciones de los productos.

Nuevamente encontraron que información de procedencia era importante para la ventas. Los precios de las transacciones de subasta fueron un 28% más altos cuando había afirmación de “Hecho en EE.UU.”.

Es un hecho que el lugar de fabricación de los productos tiene un fuerte impacto sobre sus ventas, y los empresas y subastadores están al tanto de ello. Por tanto, los reguladores podrían necesitar reforzar su monitoreo para detectar afirmaciones engañosas.

Referencia:

Do “Made in USA” Claims Make a Difference in Marketing Results? https://www.informs.org/About-INFORMS/News-Room/Press-Releases/Do-Made-in-USA-Claims-Make-a-Difference-in-Marketing-Results

Escribir un comentario