Las vacunas contra COVID-19 desarrolladas por Pfizer-BioNtech y Moderna podrían ofrecer protección de larga duración contra la enfermedad, según indican los autores de un nuevo estudio publicado en la revista Nature. ¿Significa esto que no será necesario desarrollar y distribuir inyecciones de refuerzo en el futuro?

¿Vacunas de Pfizer-BioNtech y Moderna ofrecen protección de por vida?

La vacunación contra COVID-19 sigue en proceso, y aunque el ritmo desigual en diferentes partes del mundo ha recibido numerosas críticas, aún hay expectativas de mejorar sobre la marcha.

Mientras tanto, los investigadores, autoridades y el público en general siguen preguntándose si alguna de las distribuidas actualmente generará inmunidad para siempre. Y, de no ser así, ¿cuál sería la duración de la protección que ofrecen las vacunas contra COVID-19?

Centros germinales: campos de entrenamiento de células inmunes

Cuando una persona experimenta una infección, dentro de sus ganglios linfáticos se forman estructuras moleculares fugaces conocidas como centros germinales. “Puede pensar en ellos como nuestros campos de entrenamiento para las células inmunes”, dijo el autor principal Ali Ellebedy, inmunólogo de la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington en St. Louis.

La infección con el SARS-CoV-2 establece estos centros en los ganglios linfáticos de los pulmones, a los que es muy difícil acceder; en cambio, la inyección de una vacuna los establece en las axilas, que son más accesibles.

Partículas de coronavirus coloridas en un espacio difuminado.

En estos campos se forman células inmunes muy potentes, incluidas las células B, y algunas de ellas podrían llegar a ofrecer protección a largo plazo. Esta es una de las razones por las que las vacunas son útiles para evitar enfermedades como la COVID-19: ofrecen protección de larga duración.

Los estudios en animales, muestran que estos campos de entrenamiento inmunitario duran solo unas pocas semanas. Sin embargo, no está muy claro cuánto duran dentro de los ganglios linfáticos humanos.

Examinando muestras de ganglios linfáticos en busca de rastros de inmunidad duradera

Los investigadores decidieron buscar la respuesta a dicha pregunta en un pequeño estudio que incluyó a 41 participantes que recibieron dos dosis de la vacuna Pfizer-BioNTech; ocho de ellos también habían padecido la infección en el pasado.

El análisis abarcó muestras de sangre tomadas al inicio del estudio, y tres, cuatro, cinco, siete y 15 semanas después de recibir la primera dosis de la vacuna. También muestras de ganglios linfáticos durante el mismo período, pero de 14 personas que no habían experimentado la infección con el coronavirus.

Vacunas de Pfizer-BioNtech y Moderna sí protegen contra el coronavirus, pero aún podrían necesitarse refuerzos

Al final del estudio, los investigadores descubrieron que los centros germinales continuaron activos en la mayoría de los sujetos que había recibidon la vacuna contra COVID-19 al menos 15 semanas después de la primera dosis.

Los investigadores aplicaron una premisa bastante lígica para afirmar que las vacunas de Pfizer-BioNtech y Moderna puede ofrecer protección a largo plazo contra la COVID-19. El hecho de que la respuesta del centro germinal durara meses sugiere que también produjo muchas células de memoria que durarán años. En un escenario favorable, algunas de ellas se establecerán dentro de la médula ósea, lo que dará lugar a la producción de anticuerpos de por vida.

Bolsillo en una camisa que lleva una etiqueta que dice "I got my Covid-19 Vaccine" en referencia a la recepción de las vacunas contra el coronavirus.

Sin lugar a dudas, esto es prometedor, pero no necesariamente significa que las personas no necesitarán inyecciones de refuerzo, como muchos temen ahora. Esto en realidad depende de si las células entrenadas en los centros germinales son lo suficientemente eficientes para lidiar con las variantes. A ello sumamos el ritmo que lleven las mutaciones del coronavirus y de cuán drásticos sean los cambios que experimente.

Por lo tanto, es pronto para dar por sentado que las vacunas de Pfizer y Moderna brindan protección de por vida contra las variantes. Hasta ahora, solo están cumpliendo su función de generar una respuesta inmune duradera.

Referencia:

SARS-CoV-2 mRNA vaccines induce persistent human germinal centre responses. https://www.nature.com/articles/s41586-021-03738-2

Escribir un comentario