Los casos médicos extraños siempre consiguen el modo de sorprendernos. Para la oportunidad actual, los reflectores han caído sobre el reporte de una mujer que, aparentemente, tuvo palillos chinos incrustados en su nariz por una semana, sin siquiera notarlos.

El reporte que ha traído el caso a la luz fue realizado por los médicos Lian-Jie Lin, I-Hsin Chang, Peir-Rong Chen y Yu-Fu Chou. Su publicación se dio recientemente en el Journal of Emergency Medicine. Por lo que parece, la mujer tuvo trozos de palillos incrustados en sus senos nasales sin que ella o los doctores los identificaran en un principio.

¿Cómo terminaron los palillos incrustados en la nariz de la mujer?

De acuerdo al informe, la joven de 29 años terminó herida luego de que fuera “atacada por su hermana en la mesa”. Al parecer, luego de tal confrontación violenta de la que no se dieron más detalles, la mujer fue llevada a un hospital para atender las heridas que había en su rostro, producto del ataque.

Por lo que podemos ver en el reporte del 24 de junio, las heridas de su rostro eran mínimas. Adicionalmente, la mujer no presentó incomodidades o síntomas que anunciaran problemas.

Fotografía de la mujer que tuvo los palillos chinos incrustados en la nariz.
Crédito: Elsevier (2021). Vía Live Science.

Como consecuencia, una vez la atendieron y le realizaron una radiografía de rutina –en la que no se vio nada inusual– se la dio de alta. Todo estuvo en orden hasta que, toda una semana más tarde, la mujer comenzó a notar unas extrañas formas bajo la piel de su nariz y ojo.

Durante su segunda visita al hospital, finalmente encontraron los palillos

Siguiendo lo comentado en el informe, la mujer notó que algo más pasaba cuando se dio cuenta de que “faltaban algunas partes de los palillos utilizados en el ataque”. Debido a ello, se dirigió de nuevo al hospital donde, en efecto, se descubrió que pedazos de plástico y de madera se habían incrustado en su tabique nasal.

Es decir, los autores del informe, que forman parte del Hospital Hualien Tzu Chi en Taiwán, donde se trató a la mujer, indicaron que los pedazos de palillos parecían haberse incrustado en la pared que divide una fosa nasal de otra. Por lo que se dijo, los objetos extraños siguieron el mismo camino que usarían los expertos para realizar una operación de senos etmoidales para tratar las infecciones de los senos nasales.

Debido a tal situación, en un principio la mujer no manifestó síntomas de molestias y, por el exterior, las heridas en su rostro parecían mínimas. Como resultado, no se realizaron los exámenes nasales ni la tomografía computarizada que hubieran revelado de inmediato la ubicación de los elementos extraños.

¿Qué ocurrió con la mujer?

Una vez se identificaron los palillos incrustados en su nariz, se determinó que requería cirugía de emergencia. Durante ella, removieron dos grandes trozos de palillo, uno de 3,5 cm de largo y otro de 5 cm.

Radiografía de los palillos chinos incrustados en la nariz de la mujer.
Crédito: Elsevier (2021). Vía Live Science.

De acuerdo a los expertos, la cirugía fue todo un éxito y no hubo complicaciones. Por lo que la mujer tuvo la oportunidad de recuperarse por completo sin impedimentos.

Sin embargo, los investigadores tomaron el caso como un ejemplo de la importancia de realizar exámenes completos a los pacientes que tienen heridas faciales. Todo ya que, incluso si se ven pequeñas por fuera, podrían estar ocultando un daño mayor –como una gran pieza de madera o de plástico incrustada bajo la piel de la persona, tomando por ejemplo este caso–.

Las heridas faciales “podrían presentarse solo como pequeñas heridas de laceración y pueden ser asintomáticos”, escribieron en el informe. Por lo que, lo recomendable es realizar exámenes completos de forma preventiva, de forma que se puedan descartar las posibilidades más graves desde el primer momento.

Referencia:

A Woman with Missed Nasal Foreign Bodies Caused by Tiny Facial Laceration Wounds: https://doi.org/10.1016/j.jemermed.2021.04.029

Escribir un comentario