Las autoridades de Australia han ordenado un nuevo confinamiento tras detectar numerosos casos de COVID-19 vinculados a la variante delta del coronavirus en diferentes regiones del país.

Este martes, Brisbane se convirtió en la cuarta ciudad importante en ordenar distanciamiento social como medida para contener los contagios. Con ello, las nuevas medidas incluyen a más de 10 millones de australianos que deberán quedarse en casa hasta un nuevo aviso.

Viajes desde el extranjero trasladan la variante delta del coronavirus a Australia

Variantes del coronavirus en color rojo.

Australia destaca entre los países con mayor éxito en la supresión de la transmisión local del coronavirus. Para ello, se ha valido de cierres fronterizos, cuarentenas hoteleras obligatorias para quienes llegan del extranjero y cierres drásticos pero rápidos. ello sumamos los esfuerzos de vacunación masiva contra el coronavirus.

Sin embargo, el ritmo de propagación de la variante delta del coronavirus parece haber socavado los logros previos. Ahora el país está luchando con nuevos brotes que, aunque no son tan extensos aún, prometen empeorar de no aplicar las medidas necesarias.

Ritmo lento de la vacunación contra COVID-19

Al mismo tiempo, la población australiana ha mostrado insatisfacción por el ritmo de la vacunación. Hasta ahora, se cree que menos del cinco por cierto de los adultos han recibido las dos dosis necesarias para garantizar la protección reportada en los ensayos.

Recientemente, la Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió que la acaparación de vacunas contra COVID-19 de parte de los países de altos ingresos y el lento avance en países desfavorecidos podrían retrasar el fin de la pandemia.

Pero lo más preocupante de ello es el hecho de que la variante delta del coronavirus sea la más transmisible de todas las detectadas hasta ahora. Su rápida propagación podría incluso poner en riesgo la efectividad de las vacunas administradas hasta ahora.

Nuevo confinamiento para contener los brotes de coronavirus en principales ciudades de Australia

La premier del estado de Queensland, Annastacia Palaszczuk, dijo que la difícil decisión fue consecuencia del escenario al que se enfrentaron recientemente. Australia registró 23 casos de COVID-19 en 24 horas, una cifra significtivamente alta dado el éxito previo en el control del brote.

Durante su declaración, indicó que los bloqueos en las principales ciudades del país vienen como una medida para prevenir nuevos contagios, ya que las llegadas del extranjero parecen estar llevando el virus.

Fichas que forman la palabra "lockdown" que significa confinamiento.

En Brisbane, el confinamiento iniciará este martes por la noche, siguiendo la dinámica establecida para otras ciudades de Australia que luchan contra brotes de coronavirus, como Sydney, Perth y Darwin.

El brote más grande se ha detectado en Sydney, donde los residentes han recibido órdenes de quedarse en casa durante dos semanas. La ciudad australiana ha reportado 150 casos positivos de COVID-19 desde mediados de junio.

En Darwin, en cambio, el brote corresponde a un pequeño grupo vinculado a una mina de oro. Sin emabrgo, las autoridades encontraron sitios de exposición al coronavirus que podrían afectar a una gran población indígena que se teme que sea más vulnerable a la infección.

Mascarilla y vacunas obligatorias

El nuevo confinamiento contra el coronavirus en Australia se produce durante las vacaciones escolares, por lo que se esperan cancelaciones de viajes y pérdidas económicas. Sin embargo, la población considera las medidas necesarias para evitar bloqueos más prolongados.

Las personas deberán quedarse en casa a menos que tengan trabajos esenciales, vayan a hacer ejercicio, de compras por alimentos o tengan consultas médicas. Asimismo, el uso de mascarillas es obligatorio.

En vista del descontento por el ritmo lento de la vacunación contra COVID-19, el primer ministro Scott Morrison hizo algunos anuncios adicionales. Las vacunas serán obligatorias para los trabajadores de hoteles en cuarentena y los hogares para cuidado de ancianos. Por otro lado, las personas menores de 60 años podrán recibir la vacuna de AstraZeneca siempre y cuando firmen un formulario de indemnización.

Referencia:

Over 10 million Australians in coronavirus lockdown. https://medicalxpress.com/news/2021-06-million-australians-coronavirus-lockdown.html

Escribir un comentario