El avance de la tecnología es indudable, y cada vez se desdibuja más la línea que divide humanos y máquinas. La implementación de Inteligencia Artificial en nuestras computadoras dio pie a sistemas más avanzados en el mundo de la robótica.

Pues sí, hoy día tenemos robots capaces de realizar tareas que los humanos hacen. Pero si fuera poco, también pueden moverse y ejecutar sus actividades sin que haya un humano controlandolos de manera directa o explícita.

Los robots móviles autónomos pueden hacer diferentes tipos de trabajo y son implementados en muchas industrias: en la espacial, en la industrial, en la médica y en la militar.

A lo largo de su desarrollo estos han adquirido diferentes tecnologías, ya que no han usado Inteligencia Artificial desde el comienzo. Pero en esencia se considera un robot móvil autónomo a toda máquina que pueda realizar lo siguiente:

  • Concebir información de su entorno para la realización de actividades.
  • Realizar actividades por grandes lapsos sin intervención humana.
  • Tener libertad de movimiento en el área operativa sin intervención humana directa.
  • Tomar decisiones por sí mismos para evitar acciones que conlleven a riesgos.
  • Tener capacidad de aprendizaje mediante la Inteligencia Artificial.
  • Realizar actividades coordinadas con otros robots móviles autónomos a través de redes neuronales de inteligencia artificial.

Como puedes ver un robot inteligente es más que una máquina que puede hacer ciertas tareas. Es de hecho, un complejo mecanismo inteligente que puede operar, analizar y aprender.

Pero exactamente, ¿cómo funcionan?

Estos robots tienen una estructura que les permite operar a través de un software. Es decir, están programados de manera lógica para procesar y ejecutar acciones. Sus procesadores funcionan como procesos neuronales artificiales que le permiten coordinar movimientos de partes.

Sus acciones están mayormente definidas por comportamientos organizados por el software. Pero con el creciente avance de la Inteligencia Artificial, son cada vez más los robots que pueden dar respuestas más reales en ambientes dinámicos y cambiantes.

Se crean robots que puedan racionalizar el uso de los datos y su medio ambiente. Pueden medir distancias y temperaturas, así como trabajar con varios tipos de luces o incluso sonidos. Estos son la personificación de la IA.

Su estructura está diseñada con sensores que le permiten la lectura o percepción de su entorno. Esto hará que pueda cumplir las tareas asignadas dentro de su ambiente operativo, eficazmente casi como si de un humano se tratase.

¿Qué ventajas proporcionan los robots móviles autónomos a las industrias?

La robótica impulsada a través de la Inteligencia Artificial tiene cada vez más áreas de interés. En la actualidad se emplea en varias industrias, pero estos pueden perfectamente integrarse en actividades logísticas y de atención, no solo en el transporte de materiales.

A continuación, te contamos dónde pueden ser aplicados los robots móviles autónomos:

Sector militar

No cabe duda que uno de los principales inversores en esta tecnología es el sector militar. Ya que estos pueden ser usados para operaciones de rescate y protección, así como de rastreo o seguimiento sin poner en riesgo al personal humano.

Sector Médico

En el área de la medicina también pueden suponer una mejora, ya que podría realizar cirugías especializadas con técnicas menos invasivas y con una precisión mucho mejor que la humana, para reducir los errores al mínimo.

Atención y Servicios

Si bien en la actualidad tenemos pequeños robots autónomos que ayudan con la limpieza, los que utilizan Inteligencia Artificial podrán llevar los servicios y la atención a otro nivel. Podrán ser camareros ya que podrán entender su entorno fácilmente, asimismo tomar decisiones en poco tiempo y en función de las situaciones que ocurren en tiempo real.

Industria espacial

Hemos visto cómo los robots han ayudado al desarrollo de la industria espacial. Estos sin duda han permitido la recolección de datos y la exploración del sistema solar, así como han ayudado a los astronautas a reparar o instalar las estaciones espaciales.

Sector Industrial

Ya son muchas las fábricas que utilizan robots para mejorar los procesos de producción y manufactura. Pero aquellos que tenga IA podrán ejecutar tareas repetitivas con un mínimo de errores, así como tomar decisiones que aminoren la peligrosidad de un entrono.

Los desafíos a resolver con los robots móviles autónomos inteligentes

Uno de los principales problemas que tiene la aplicación de la Inteligencia Artificial es la privacidad y seguridad de los datos. Esto es preocupante en un mundo donde los ataques cibernéticos son cada vez más frecuentes y desenfrenados.

La IA requiere una gran cantidad de datos para poder operar, pero esta es vulnerable a las filtraciones de datos. Y si tenemos robots móviles autónomos que operan a través de esta tecnología, que manejan información de pacientes, de procesos de producción, etc., es posible que los ciberdelincuentes encuentren en ellos una mina de oro ambulante.

No solo eso, si estos robots son hackeables pueden ser secuestrados y fácilmente robados por terceros, desde un sitio remoto. Esto podría representar una amenaza para la seguridad de los usuarios y personas alrededor de estas máquinas.

Hay quienes insisten en la utilización de tecnología de cifrado para la protección de los datos y la información que almacena y procesa la IA.

Las VPN son redes virtuales privadas que funcionan con la tecnología de cifrado. Estas protegen la información que se envía y recibe a través de internet encriptándola para que no pueda ser robada o copiada.

De hecho, si estás en busca de una protección para tu información mientras utilizas internet Cyberghost la VPN de Chrome es lo que necesitas. Pero volviendo al tema, esta tecnología podría no ser compatible con la IA, ya que, al ocultar los datos, esta no podía operar eficientemente.

Es por eso que la protección de la privacidad de los datos digitales será uno de los temas más importantes a tratar por parte de los desarrolladores de inteligencia artificial, así como de los consumidores de esta tecnología.

Escribir un comentario