Los huevos son una parte icónica de nuestro desayuno. Igualmente, podemos encontrarlos como parte de otras comidas como tortas y panes e incluso en bebidas como el ponche crema. Sin duda, los huevos son un complemento vital de nuestra alimentación y, además, según parece, también pueden ayudar a controlar el hambre.

A través de una consulta a expertos en Metafact.io, realizada por el portal Science Alert, se pudieron determinar no solo las capacidades de los huevos, sino qué valor agregado su consumo ofrece a nuestro organismo. A continuación compartimos contigo lo más resaltante de sus respuestas.

¿Los huevos realmente ayudan a controlar el hambre?

Sí. Según variadas investigaciones, una dieta que incluye huevos puede ayudar a las personas a controlar su hambre durante el resto del día. Como una prueba de ello, tenemos el estudio citado por una de las expertas consultadas: la profesora María-Luz Fernández, especialista en nutrición de la Universidad de Connecticut.

Ella comentó que, en su investigación, se hizo seguimiento a dos grupos cuya dieta matutina solo variaba en el consumo o no de huevos. Según sus resultados, a lo largo del día las personas que desayunaron con al menos un huevo consumieron 400 kcal menos que el grupo control.

Asimismo, al medir los niveles de grelina, se notó que los valores más altos estaban en quienes no habían comido huevos. Como bien sabemos, la grelina es la hormona del apetito. Por lo que, si está presente en grandes cantidades, nuestra capacidad de controlar el hambre será menor.

¿Cómo?

Por los momentos, no hay una explicación clara de por qué los huevos pueden ayudarnos a controlar el hambre. No obstante, no sería muy arriesgado decir que su efecto podría tener que ver con los beneficios nutricionales que ofrece al cuerpo.

Legión de huevos crudos en su cartón que podrían ayudar a controlar el hambre.
Vía Pixabay.

En cada unidad, vienen aproximadamente 70 kcal de energía, junto a más o menos 6 gr de proteína por huevo. Adicionalmente, van incluidos vitaminas y nutrientes varios que complementan la grasa que también naturalmente cada huevo.

Al final, la labor de la clara es la de nutrir al polluelo, por lo que, es natural que esté llena de tantos elementos beneficiosos para el organismo. Debido a ellos, el consumir huevos podría ayudar a aumentar la sensación de saciedad y controlar el hambre ya que el cuerpo logra satisfacer una parte de sus necesidades nutricionales.

Entonces… ¿se podría usar el consumo de huevos como herramienta para bajar de peso?

La respuesta para esa pregunta aún no está clara. Para personas como la profesora Fernández, la capacidad de los huevos para ayudarnos a controlar el hambre podría ser de utilidad a la hora de bajar de peso.

Pero, para otras, como para la Cornelie Nienaber-Rousseau, experta en nutrición de la Universidad North-West, la situación aún no es tan clara. Aunque ella ha reconocido la capacidad de los huevos para aumentar la saciedad, comenta que faltan evidencias que comprueben su potencial a la hora de intervenir en el control del peso. Por lo que, aún “debe determinarse mediante investigaciones adicionales”.

Por su parte, el profesor Peter Clifton, experto en nutrición y endocrinología de la Universidad de Australia del Sur, coincidió con Nienaber-Rousseau al agregar:

Hay pruebas sólidas de un aumento de la saciedad de las proteínas en general y de los huevos en particular. Sin embargo, en una dieta con control de calorías no se observa el efecto aditivo de las proteínas y la pérdida de peso es la misma después de 3 meses”.

En otras palabras, mientras que hay pruebas de los efectos saciantes de los huevos, aún no hay tal cosa para su capacidad de asistirnos a la hora de perder peso. Por lo que, hasta que no se realicen más estudios, no es posible afirmar que sean útiles para tal fin.

Escribir un comentario