Por lo general, los humanos y los animales que viven exclusivamente sobre el suelo parecen más propensos a ahogarse, pero los animales marinos no están exentos de riesgo. En este caso, el término más adecuado sería asfixia, que técnicamente podría ser para ellos tan desesperante como la que experimentarían los que viven los de tierra.

En el siguiente artículo explicaremos por qué es posible que los animales marinos se ahoguen. Y aunque para muchos suene como algo irrelevante, en realidad lo es, en especial con las crecientes demandas contra el ejercicio de crueldad animal.

Los animales marinos pueden sufrir asfixia

El término asfixia por lo general hace alusión a la falta de aire, lo cual poco podríamos relacionar con los animales marinos que habitan las profundidades Pero, al indagar en los mecanismos respiratorios de estas criaturas, queda claro que es una forma más adecuada para referirse al hecho de no poder respirar.

“Los animales marinos también necesitan oxígeno para vivir”, dijo Frances Withrow, científica marina de Oceana, una organización de conservación y protección ambiental. “Es solo que viven del oxígeno disuelto, mientras que nosotros obtenemos oxígeno del aire”.

La mayoría de los peces respiran cuando el agua pasa por sus branquias, pero si estas están dañadas, bien por anzuelos de pesca o por enfermedad, estos animales marinos pueden asfixiarse. No se ahogan porque no inhalan el agua, pero sí sufren asfixia por falta de oxígeno.

Algunos animales deben mantenerse en movimiento para respirar

Muchos peces peces pueden bombear agua a través de sus branquias incluso estando en reposo, pero los animales en el mar suelen estar en movimiento; muchos peces deben estar en movimiento continuo, y el objetivo no es necesariamente mantenerse saludables, sino permitir que el agua fluya a su lado.

Hace poco hablábamos de que los tiburones descansan incluso estando en movimiento, y casualmente es un buen ejemplo de cuán importante es ello dentro del agua. Particularmente, estos depredadores no pueden flotar y necesitan de sus aletas para nadar y mantener el flujo de oxígeno hacia sus branquias.

Algunos animales marinos obtienen su oxígeno directamente del aire

Dos delfines saltando fuera del agua para obtener oxígeno del aire.

Luego tenemos a otras especies como las tortugas y los delfines, que obtienen su oxígeno de manera muy similar a nosotros los humanos: lo respiran directamente del aire. Pero, para hacerlo, necesitan salir a la superficie.

Lamentablemente, las prácticas de pesca actuales conlleva la asfixia de estos y otros animales marinos. En la siguiente sección explicamos por qué.

Ciertas prácticas de pesca causan asfixia a los animales marinos

Una vez conocida la forma en que respiran varias especies, lo siguiente es hablar sobre la industria pesquera. Los anzuelos constituyen un recurso tradicional y prácticamente infalible para atraer a los animales marinos, pero algunos de ellos pueden causar daño en sus branquias y causarles asfixia.

Las redes de enmalle a la deriva, o redes gigantes que se dejan flotar en el agua, también podrían estar haciendo sufrir a muchos animales acuáticos. En primer lugar, estas no están diseñadas para captar alguna especie particular de peces, por lo que atraparán casi cualquier cosa que pase cerca de ellas; esto incluye peces, tortugas marinas y mamíferos marinos que no son de interés comercial.

Además, existen otros tipos de equipos de pesca que tienen cuerdas en las que se pueden enredar animales tan grandes como las ballenas; así no pueden moverse con libertad ni salir a la superficie y se asfixian.

Patógenos, plancton y calentamiento de los océanos

Pero también hay otros contextos en los que los animales marinos pueden ahogarse más allá de la pesca indiscriminada. Por ejemplo, como mencionamos al principio, las bacterias pueden adherirse a las branquias, bloquearlas y degradarlas al punto de dejarlas inservibles, como si se tratara de una neumonía en humanos.

Tortuga marina nadando.

También hay áreas del océano que no tienen suficiente oxíxgeno disuelto para surtir a la fauna cercana. Una de las razones es el florecimiento masivo del plancton, un organismo que consume mucho oxígeno en poco tiempo.

“El océano siempre se está mezclando, pero de formas extrañas”, dijo Withrow. “Así que el agua no siempre puede reponer ese oxígeno muy rápidamente”, lo que hacen que los peces se asfixien.

Y, por último, no podía faltar el calentamiento global. El agua tibia no retiene tanto oxígeno como el agua fría, por lo que el aumento de temperatura del océano podría llevar a muchos animales marinos a ahogarse.

Referencia:

Can fish and other marine animals drown? https://www.livescience.com/can-fish-drown.html

Escribir un comentario