La historia de la evolución humana podrá estar a punto de cambiar debido a un “reciente” hallazgo arqueológico. Según tres nuevos estudios publicados sobre un fósil de homínido podríamos habernos topado con uno de los parientes más cercanos de la humanidad.

¿El detalle? Hasta el ya mencionado fósil, no teníamos idea de su existencia. De acuerdo a la información dada sobre el hallazgo, se trata de un cráneo del Pleistoceno Medio que estuvo oculto por décadas dentro de un pozo chino antes de caer en las manos de los científicos.

Por lo que parece, los análisis realizados al cráneo han indicado que debe tener por lo menos 146 mil años de antigüedad. Como consecuencia, podría haber habitado el mundo al mismo tiempo que los neandertales (Homo neanderthalensis) y que el Homo sapiens.

El fósil prueba la existencia de los que pudieron ser los parientes más cercanos de la humanidad

Después de que el cráneo llegara al museo de la Universidad Hebei GEO como una donación en el 2018, las preguntas llovieron sobre el particular fósil. Según parece, a pesar de haber sido descubierto en los treinta en la ribera del río Songhua, en Harbin, por una familia que vivía cerca, no fue registrada su existencia sino hasta hace 3 años atrás.

Al parecer, la familia había decido conservar el cráneo y guardarlo lo mejor posible, a pesar de no saber exactamente su valor. Tuvieron que pasar tres generaciones para que finalmente el Homo longi o “hombre dragon”, como se lo ha denominado, fuera presentado al mundo de la ciencia.

A simple vista

Representación del rostro el 'Hombre Dragón'.
Crédito: Chuang Zhao. Vía smithsonianmag.com

Los investigadores realizaron estudios para determinar la edad del fósil, pero también se valieron de la observación de sus características físicas para saber si era o no uno de los parientes más cercanos de la humanidad. Con eso en mente, se compararan más de 600 indicadores morfológicos diferentes en el cráneo.

En ellos, se incluyeron las variantes de 95 cráneos de homínidos que iban desde los antiguos Homo heidelbergensis y Homo erectus hasta los actuales H. sapiens. Luego de realizar las comparaciones, fue posible ver que elementos como el tamaño de la cabeza eran similares a los de los humanos modernos, pero la forma de otras áreas como la mandíbula y la frente eran más cercanas a las de los neandertales.

Al final, visualmente se podría pensar que el H. longis era parte de los neandertales. Pero, características más de H. sapiens y el estilo de vida que posiblemente llevaron los hicieron posiblemente evolutivamente más cercanos a nosotros. Como consecuencia, se convierten en unos parientes que podrían tener incluso más presencia en nuestro ADN actual que los H. neanderthalensis.

¿El fósil es prueba del tercer gran linaje de la humanidad?

Ahora que se lo conoce, tres publicaciones en The Innovation, del portal científico Cell, sugieren que el H. longi era más cercano al H. sapiens que a los neandertales. En otras palabras, el fósil podría ser la primera prueba de la existencia de toda una especie antigua que, en la actualidad, se podría considerar como los parientes más cercanos de la humanidad.

El descubrimiento del cráneo de Harbin y nuestros análisis sugieren que hay un tercer linaje de humanos arcaicos [que] alguna vez vivieron en Asia, y este linaje tiene [una] relación más estrecha con H. sapiens que con los neandertales”, resumió Xijun Ni, paleoantropólogo de la Academia de Ciencias de China y de la Universidad GEO de Hebei, quien participó en las tres investigaciones.

Según parece, el “hombre dragón” desde el punto de vista filogenético, está más cerca de los humanos actuales que de los H. neanderthalensis. Por lo que, se ha convertido en una fuerte prueba de la existencia de una línea evolutiva de los homínidos que, hasta ahora, el mundo ignoraba.

Polémica a la vuelta de la esquina

'Hombre Dragón" en su hábitat, representación.
Crédito: Chuang Zhao. Vía smithsonianmag.com

El descubrimiento del fósil que podría llevarnos a toda una nueva especie de parientes cercanos de la humanidad no tardará en traer la polémica a la mesa. Mientras que por un lado los análisis preliminares que se han realizado sobre su edad y ubicación original sustentan la idea de la existencia del H. longi, no todo el mundo de la ciencia está convencido.

Desde la perspectiva de científicos como Michael Petraglia, del Instituto Max Planck para la Ciencia de la Historia Humana, aún es motivo de debate si el cráneo cuenta lo suficiente como para validar la existencia de una nueva especie. Sobre todo porque, durante los 90 años que estuvo guardado por la familia de agricultores, se podrían haber perdido detalles cruciales para entender la verdadera edad y origen del fósil.

Asimismo, otros expertos como Chris Stringer, del Museo de Historia Natural de Londres, quien participó en el estudio, tampoco están de acuerdo con clasificar al fósil como una nueva especie aún. Para él, todavía serían necesarios análisis genéticos que dieran más luz sobre la forma en la que las especies se ramifican.

Referencias:

Massive cranium from Harbin in northeastern China establishes a new Middle Pleistocene human lineage (2021) The Innovation: doi:10.1016/j.xinn.2021.100130

Geochemical provenancing and direct dating of the Harbin archaic human cranium (2021) The Innovation: doi:10.1016/j.xinn.2021.100131

Late Middle Pleistocene Harbin cranium represents a new Homo species (2021) The Innovation: doi:10.1016/j.xinn.2021.100132

Escribir un comentario