Se sabe que durante el embarazo las mujeres no solo experimentan cambios físicos, sino también psicológicos. Incluso, algunas arrastran trastornos emocionales como la depresión por lo cual se ven forzadas a consumir antidepresivos. Sin embargo, esa acción muchas veces es cuestionada, pues, algunos consideran que el desarrollo neurológico de los niños se puede ver afectado. No obstante, un nuevo estudio sugiere que son seguros y que no perjudican el proceso de gestación.

De hecho, es una opción viable para tratar este trastorno mental y evitar comprometer la salud del feto. Esto debido a que una madre depresiva puede no consumir alimentos saludables, saltarse cuidados prenatales, tener partos prematuros e incluso afectar la latencia. Todos estos factores pueden influir negativamente durante el embarazo y en el postparto.

Para afianzar esos conocimientos, la doctora Jennifer Ames y su equipo de trabajo desarrollaron una investigación titulada “Condiciones psiquiátricas maternas, tratamiento con ISRS y trastornos del desarrollo neurológico”. Esta les permitió recopilar información sobre el desarrollo de más de 5 mil niños nacidos en los Estados Unidos entre 2003 y 2011.

Madres que tomaron antidepresivos tuvieron niños sanos

Muchas pastillas sobre un fondo negro y acompañadas de la palabra "Help".
Los antidepresivos no afectan el desarrollo de los niños

En el estudio, los investigadores analizaron a tres grupos de niños: el primero de ellos se compuso de 1367 chicos con TEA (trastorno del espectro autista), el segundo estaba conformados por 1750 niños con DD (retrasos en el desarrollo) y el tercero por 1761 infantes completamente sanos. Como resultado, obtuvieron que un tercio de las madres presentaron depresión antes y durante el embarazo, y un cuarto de ellas tomaron ISRS (inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina).

De igual modo, descubrieron que los riesgos de sufrir TEA o DD se asocian con las madres trastornadas mentalmente que no tomaron antidepresivos durante el embarazo. Afirman, que “el uso de ISRS no se asoció con un mayor riesgo”. De hecho, las que se medicaron tuvieron niños sanos. Al respecto, Jennifer Ames, PhD, de Kaiser Permanente y autora principal del estudio, indica:

“Nuestros últimos hallazgos son una buena noticia para las mujeres que manejan afecciones psiquiátricas como la depresión y la ansiedad durante el embarazo y son consistentes con un creciente cuerpo de investigación que está tratando de mejorar y desenmarañar las relaciones separadas del tratamiento con ISRS de la madre y las indicaciones psiquiátricas durante el embarazo con el desarrollo neurológico del niño”.

Padres aliviados

Sin dudas, investigaciones como esta causan alivio en los padres temerosos por la ingesta de antidepresivos durante el embarazo. El hecho de que los niños descendientes de madres depresivas desarrollen autismo o tengan problemas de crecimiento se asocia a la depresión y a otros problemas mentales no tratados.

No obstante, el consumo de antidepresivos siempre debe ser guiado por un especialista. De esa manera, el médico recomendará medicamentos acordes con tu estado de ánimo, dosis indicada, pero sobre todo aquellos que no expongan la salud de tu bebé.

Referencia:

Maternal psychiatric conditions, treatment with SSRIs, and neurodevelopmental disorders. https://doi.org/10.1016/j.biopsych.2021.04.002

Escribir un comentario