Incluso los deportistas más experimentados necesitan estar bien concentrados mientras entrenan o se desenvuelven durante un partido. En deportes como el fútbol, hay agentes distractores que pueden afectar el rendimiento del equipo, pero ¿quién se imaginaría que algo como el color del uniforme pudiera estar entre ellos?

Los psicólogos de la Universidad de Nueva York descubrieron que, cuando los equipos contrincantes llevan uniformes del mismo color, los tiempos de respuesta de los futbolistas se hacen más lentos.

El color del uniforme y su relación con los tiempos de respuesta

Los investigadores querían saber si las variaciones del implementos deportivos afectaban la búsqueda visual de los compañeros de equipo dentro del campo. Para ello, llevaron a cabo dos experimentos.

El primero reveló que la capacidad de los jugadores para discriminar entre sus compañeros y contrincantes se reducía cuando los colores de los uniformes coincidiían. Por ejemplo, cuando un equipo tenía camisetas rojas y pantalones cortos azules y el otro camisetas azules y pantalones cortos rojos.

El segundo experimento no hizo más que confirmar el papel que juega el color de los uniformes en el rendimiento de los equipos en el campo. Durante el experimento, hubo una confusión significativa cuando ambos equipos usaban pantalones cortos del mismo color; en cambio, cuando los uniformes no compartían colores, los tiempos de respuesta fueron significativamente más rápidos.

La superposición del color de los uniformes limita el rendimiento en el campo

En su estudio también citaron algunos ejemplos reales del problema. Uno de ellos cita los comentarios del entrenador de Gales, Chris Coleman, antes de un partido de clasificación para la Copa del Mundo contra Austria. En aquel momento, dijo que ningún equipo quería jugar en un entorno gris ya que sería difícil distinguir a los jugadores.

También Derek Adams, gerente de Plymouth Argyle en 2017, cuando dijo que la franja verde oscuro del estadio mereció cambiar un poco la vestimenta para ayudar a los jugadores a distinguirse en el campo. Así que la influencia del color de los uniformes en el rendimiento del equipo no parece ser un problema nuevo ni de subestimar.

Un cambio en las reglas del juego

“Por ejemplo, cuando un equipo usa camisetas blancas y pantalones cortos rojos y el otro usa camisetas rojas y pantalones cortos blancos, el tiempo de búsqueda de un compañero de equipo se ve afectado”, dice Liam Burnell del Departamento de Psicología.

Por ello, él y los autores del estudio aprovechan los hallazgos para solicitar un cambio en las leyes del fútbol respecto al tema, o al menos lineamientos más claros para evitar confusiones.

“Dado que las condiciones cruzadas también afectan la capacidad de discriminar a dos equipos de manera rápida y precisa, las reglas que evitan que esto ocurra pueden ser beneficiosas para prevenir pases fuera de lugar y decisiones de arbitraje incorrectas”.

Actualmente, las reglas solo permiten un cambio en el kit cuando el árbitro cree que los de los dos equipos son indistinguibles. De tomar en consideración los resultados de este estudio, existe la posibilidad de reducir el riesgo de confusión en el campo.

Referencia:

Finding Neymar: The Role of Colour in the Detection and Discrimination of Football Kits. https://journals.sagepub.com/doi/10.1177/03010066211019370

Escribir un comentario