Con la llegada del verano, el calor ha comenzado a atacarnos a todos. Por lo general, una buena ducha y un espacio ventilado pueden hacer maravillas. Sin embargo, siempre hay áreas de nuestro cuerpo que se humedecen y calientan primero que otras. Como un claro ejemplo de ello tenemos la entrepierna, que suda de forma particularmente abundante durante el verano.

¿De dónde viene tanto sudor en primer lugar?

Para poder responder a dicha pregunta, podemos aprovechar lo dicho por el Dr. Rajani Katta a The Dollar Shave Club. Según las palabras del experto, la acumulación de sudor en la zona de entrepierna se debe a la existencia de las glándulas sudoríparas apocrinas.

Ellas se encuentran cerca de los folículos pilosos de áreas como la ingle, las axilas y el cuero cabelludo. En general, emiten cantidades mayores de un sudor que además tiende a ser más grasoso y con un olor más fuerte.

En consecuencia, uno de los motivos por los que nuestra entrepierna suda tanto es que simplemente está naturalmente diseñada para hacerlo. Ahora, aunque existen diferentes antitranspirantes para las axilas, no hay una opción similar para la ingle, ello incluso cuando la sudoración en esa zona parece ser más incontrolable que la de otras áreas.

El motivo por el que tu entrepierna suda tanto

Según lo anterior, la ingle tiende a sudar más porque es su naturaleza. Sin embargo, ese no es el único detalle que debemos tener en mente. Como una muestra de ello, tenemos lo dicho por al experto dermatólogo, el Dr. Anthony Rossi, también a The Dollar Shave Club.

Según su perspectiva, aunque la ciencia aún no tiene una idea exacta del motivo funcional de la sudoración, se puede observar que parte del problema de deriva de la falta de ventilación y exceso de fricción. Cada una de ellas actúa como un motivo capaz de hacer que la entrepierna se bañe en sudor. Algo que también suele pasar en otras áreas como el trasero.

Los hombres se llevan la peor parte

Hombre señalando su entrepierna que suda por el calor.
Vía iStockphoto/Getty Images.

Al menos en este caso, los hombres sacaron la varita más corta, ya que la disposición de sus testículos facilita la generación de calor y la retención de sudor. Los pliegues testiculares suelen estar en mayor movimiento, lo que facilita su roce con la tela y la propia piel.

En consecuencia, la fricción genera calor que, a su vez, es combatido por el cuerpo al generar sudor. Sin embargo, una entrepierna suda con el motivo de conseguir una forma de refrescar la zona. Después de todo, para ello se utiliza el sudor. No obstante, tal condición no se cubre en un espacio tan poco ventilado.

Como consecuencia, los hombres pueden terminar con una incómoda sensación de humedad en la entrepierna causada por el sudor acumulado en los pliegues de los testículos.

El calor del verano amplifica todos los efectos

Como la guinda del pastel, tenemos que todo lo anterior es un proceso que se da durante todo el año y no solo en algunas épocas. Aun así, es imposible negar que durante el verano la situación parece empeorar.

Mujer abanicándose para evitar el sudor por el calor del verano.
Crédito: fizkes. Vía iStockphoto/Getty Images.

Según Rossi, el motivo por el que nuestra entrepierna suda más durante dicha época se debe simplemente al aumento de temperaturas. Ya que, si el ambiente está más cálido, se requiere acumular menos calor para empezar a sudar, lo que acelera los procesos y, a la larga, aumenta el volumen de sudor producido en un mismo periodo de tiempo.

Ello puede traer como consecuencia primero algunas molestias menores como comezón e irritación. Pero, si no se ataca rápidamente, puede llevar a complicaciones más graves como la aparición de una infección bacteriana o fúngica.

¿Se puede hacer algo al respecto?

En primer lugar, lo vital en todo caso será mantener la higiene según corresponda. Ya que ambos son lugares sensibles y propensos a adquirir infecciones si no se los cuida adecuadamente.

Asimismo, también se puede intentar trabajar con productos especiales para la zona de la ingle, que ayuden a absorber el exceso cuando la entrepierna suda. Finalmente, en los casos más graves, Rossi también recomienda el uso de pasta de óxido de zinc, ya que ella puede calmar la piel irritada y evitar que se seque demasiado.

Escribir un comentario