A raíz de la pandemia provocada por la COVID-19, ha sido mucho lo que ha cambiado. Lógicamente, el área de la salud ha sido una de las más afectadas. Es por ello que empresas como Microsoft se están adentrando en el sector sanitario. Pero, como es un mercado nuevo para esta compañía, no dejamos de preguntarnos, ¿cuáles son sus planes?

En vista de que Microsoft es una importante empresa de tecnología, no es de sorprender que utilice sus conocimientos y experiencia en este sector para incursionar en esta nueva área. Al respecto, el vicepresidente corporativo de salud global y ciencias biológicas de Microsoft, Tom McGuinness, expresa:

“Algunos de los desafíos más antiguos se relacionan con la desconexión de los datos, la desconexión de los equipos de atención y, francamente, la desconexión de los pacientes con su propia atención. Algunas de las preguntas más interesantes que estamos trabajando con nuestros socios y clientes para ayudar a resolver son: ¿cómo logra que la atención virtual, como un compromiso en el punto de atención, esté mejor conectada con la atención física? Sabemos que los pacientes quieren una experiencia más conectada y sabemos que no quieren tener la misma conversación en varios entornos”.

Microsoft viene incursionando en el sector sanitario desde hace meses

Como mencionamos, la COVID-19 impactó directamente en el área de la salud, la atención médica pasó de ser presencial a virtual. Precisamente, aquí es donde entra Microsoft y su herramienta Cloud for Healthcare. Se trata de un servicio basado en la nube que ofrece funciones de telesalud a empresas “acostumbradas a brindar atención presencial”.

Este software permite la programación, administración y ejecución de consultas. Prácticamente es como contar con un asistente, pero virtual. Con la diferencia de que los médicos podrán acceder a esos datos en todo momento y lugar. Además, les permite compartir información con colegas sobre casos de interés.

Monitoreo remoto de pacientes

Además de consultas virtuales, Cloud for Healthcare también admite IoT (Internet de las Cosas). Eso significa que los médicos podrán monitorear remotamente a sus pacientes sin necesidad de que recurran a los hospitales. En este caso, McGuinness expresa:

“Una de las cosas en las que estamos trabajando intensamente es, ¿cómo ayudan esos conectores de IoT al equipo de atención a ingerir todos los datos de monitoreo que existen en un hospital, ya sea en la sala o en la UCI? Muchos de nuestros socios lo están trabajando en algoritmos habilitados por IA que ayudan a detectar signos de angustia antes en el entorno de cuidados agudos, ya sea sepsis u otros tipos de problemas comunes “.

Para cumplir con este propósito, los de Redmond lanzaron “Azure IoT Connector para FHIR”. Se trata de una herramienta que permite respaldar el uso de dispositivos médicos de IoT con la nube de Microsoft.

“Hay muchas empresas que están produciendo muchos dispositivos y los hospitales quieren esos datos; piense en un Apple Watch y sus competidores, brazaletes de presión arterial, básculas, oxímetros de pulso y glucómetros para pacientes diabéticos. Esos datos deben ser accesible para los médicos de cabecera del mundo, y es difícil para ellos acceder a eso. Creo que Microsoft está intentando encontrar una manera de hacerlo más fácil. No creo que hayan llegado todavía, pero creo que hay una gran oportunidad allí “, agrega McGuinness.

Evidentemente, Microsoft quiere aprovechar todo su poderío económico, experiencia a nivel de manejo de datos y sobre todo su reputación para adentrarse en el sector sanitario.  ¿Obtendrá los resultados que desea? 

Escribir un comentario