Los microorganismos son parte crucial de la cadena de vida que compone a nuestro planeta y su ecosistema. En la actualidad, debido problemas como el cambio climático y el calentamiento global, su estabilidad se ve amenazada. Ahora, nuevas investigaciones han señalado que, para que podamos proteger el equilibrio ambiental, los microbios podrían ser nuestros mejores aliados.

En primer lugar, podemos mencionar un reciente estudio publicado en la revista científica Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS). Dentro de él, los autores Dorian Leger, Silvio Matassa, Elad Noor, Alon Shepon, Ron Milo y Arren Bar-Even ahondan en cómo los microbios podrían ser nuestra próxima fuente de alimento amigable con el ambiente.

Microbios podrían producir 10 veces más alimentos que las plantas

Vía stock.adobe.com

Para ser más específicos, los investigadores hablaron sobre la posibilidad de que la mezcla entre los microbios y la energía solar puedan ayudarnos a reemplazar las fuentes de alimentos vegetales. Según su estudio, enfocado en los cultivos de soja, una producción de microbios podría producir hasta 10 veces más proteínas que un sembradío común.

En otras palabras, en una hectárea de tierra, un cultivo microbiano produciría 15 toneladas de alimento anual. Mientras que, por su parte, en el mismo espacio, un cultivo común apenas llegaría a poco más de una tonelada. Es decir, la diferencia entre ser capaz de alimentar a 520 personas o a 40.

Sobre los microbios, el océano y la temperatura del planeta

Vía Pixnio.

Por su parte, otras investigaciones han explorado el papel protagónico de los microbios en la regulación de la temperatura del planeta. Mientras que algunos de ellos en la superficie son productores de metano, otros bajo el agua son filtros naturales para él.

En otras palabras, los microbios del océano pueden colaborar con el equilibrio ambiental al regular los niveles de metano en el entorno. Ya se ha descubierto que los “bosques de roca” con chimeneas sulfuradas son los espacios más propensos a realizar tal transformación.

Por lo que, en el futuro, se buscará aprender más de ellos y de sus procesos para intentar imitarlos. De ese modo, la humanidad se habría armado con una nueva herramienta para hacer frente al inminente calentamiento global.

¿Cómo los microbios nos ayudarán a mantener el equilibrio ambiental?

Como si fuera poco, además de la regulación ambiental, volviendo al primer estudio, también se ha observado que la producción de proteínas microbianas emite menos gases que los procesos ganaderos comunes. Es bien sabido que la producción masiva de carne es dañina para el ambiente; pero, hasta la fecha, no se había creado una alternativa que permitiera cortar las emisiones sin coartar nuestro acceso a las necesarias proteínas.

…¿y lo de conquistar otros mundos?

El alcance de las capacidades microbianas va incluso más allá de este mundo (literalmente). Así como los microbios pueden ser la clave para mantener el equilibrio ambiental en el planeta, también podrían ser la llave para comprender y conquistar otros mundos.

Como uno de los ejemplos más claros tenemos el caso de Marte. Investigaciones previas sostienen que lo microbios podrían ser vitales para entender al planeta y poder habitarlo. Asimismo, otras investigaciones incluso sugieren que algunos de esos microorganismos podrían ayudarnos a sembrar plantas en el planeta rojo –aunque, con los estudios recientes, tal vez podamos prescindir de ellas, al menos como fuente de alimento–.

Por si lo anterior fuera poco, otros estudios también han señalado la capacidad superior que los microbios podrían tener para conectarse y comunicarse con vida microbiana extraterrestre. Lo que implica que, tal vez, al estudiarlos a ellos en nuestro propio mundo, finalmente consigamos el conocimiento que necesitamos para entender otros.

Referencia:

Photovoltaic-driven microbial protein production can use land and sunlight more efficiently than conventional crops: https://doi.org/10.1073/pnas.2015025118

Escribir un comentario