Todos hemos experimentado ese dolor intenso que invade todo nuestro brazo cuando golpeados por accidente la punta del codo. Sabemos que el motivo por el que duele tanto es que chocamos con el hueso de la risa. Sin embargo, ¿tenemos claro por qué esa área es tan sensible?

Para responder dicha duda, el portal Livescience se puso en contacto con el Dr. Dominic King. Actualmente, el doctor se desempeña como médico de medicina deportiva del Instituto de Ortopedia y Reumatología de la Clínica Cleveland.

Gracias a su experiencia y explicaciones, ahora podemos contarte con lujo de detalles por qué el hueso de la risa es tan sensible y qué hay en él que hace que duela tanto golpearlo.

El verdadero motivo por el que el “huelo de la risa” nos duele tanto cuando lo golpeamos

Ilustración del nervio conocido como hueso de la risa.
Vía kcbj.com

En primer lugar, lo que debemos aclarar es que no se trata de un hueso, sino de un nervio. Sí, puede sonar extraño, pero es el nombre con el que se lo conoce. Parte de él podría ser gran motivo de la confusión que hay alrededor del hueso de la risa y por qué nos duele tanto golpearlo.

Si se tratara de un hueso, no deberíamos tener tantos problemas para soportar el impacto. De hecho, aunque el golpe probablemente nos molestaría, no sería lo suficiente como para que se extendiera por todo el brazo, ni para alterarnos tanto como lo hace el “hueso de la risa”.

Por otra parte, siendo un nervio –cuya misión en nuestro cuerpo es ayudarnos a sentir todo lo que nos rodea” no quedan dudas de que se trata de un elemento mucho más sensible. Algo que, por consiguiente, lo hace un candidato mucho más fuerte para causarnos dolor.

Científicamente, el “hueso de la risa” es conocido como nervio cubital, y se trata del nervio principal de nuestros brazos. Él inicia su camino desde la columna, hasta el cuello. Luego, desde allí, se divide para llegar a nuestros brazos.

Gracias a su existencia, las sensaciones que reciben las puntas de nuestros dedos se pueden transmitir hasta el cerebro. Asimismo, el nervio cubital es vital para ayudar al cerebro a percibir los movimientos de las manos.

¿Por qué dicho nervio es tan sensible?

Flecha en una ilustración que señala el lugar del codo en el que se encuentra el hueso de la risa.
Vía houstonmethodist.org

Todo tiene que ver con la ubicación. Como bien hemos dicho, los nervios de nuestro cuerpo tienen la misión de ayudarnos a sentir el mundo que nos rodea. Sin embargo, el motivo por el que el “hueso de la risa” nos duele no tiene que ver exactamente con su sensibilidad.

Después de todo, ella es la misma desde su inicio en la columna hasta su final en la punta de nuestros dedos. Sin embargo, en todo su gran recorrido, el área en la que se encuentra más expuesto es justamente el codo. En dicha zona, el nervio se acerca a la superficie de la piel mientras pasa por un pequeño canal llamado túnel cubital.

Como consecuencia, si golpeamos dicha área, terminamos presionando directamente al nervio contra el gancho óseo del codo –en donde el radio y el cúbito se encuentran con el húmero–.Es allí donde se genera el dolor intenso, punzante y extensivo que inunda nuestro brazo cuando golpeamos es punto sensible.

Los nervios son la forma en que sentimos cualquier cosa en el cuerpo. (…) Este es un gran nervio que está muy cerca de la piel y uno siente un dolor nervioso completo”, explicó King.

¿Debemos preocuparnos cuando el hueso de la risa nos duele?

No necesariamente. Según comentó King, el golpear el hueso de la risa no debería ser un motivo para preocuparnos. Por lo general, el dolor se mantendrá por unos momentos y luego debería desaparecer. Es definitivo que la sensación no será agradable, pero no derivará en mayores complicaciones. Por lo que, al menos en ese flanco, podemos estar tranquilos.

Escribir un comentario