La temporada vacacional se acerca y, con ella, nuestras ganas de visitar la playa y salir de paseo en general. Si bien es cierto que las limitaciones por la pandemia siguen en pie, buena parte de ellas han empezado a relajarse. Por ello, si quieres gozar de un buen bronceado cuando llegues de vuelta al trabajo o te encuentres con tus amigos, es conveniente que sepas su duración promedio.

¿Qué es exactamente un bronceado?

Antes de empezar a hablar sobre la duración que puede tener un bronceado sobre nuestra piel, es vital que comprendamos lo que él es en primer lugar. Básicamente, se trata de la respuesta de la piel que busca protegerse de la acción de los rayos solares.

Para ello, activa unas células que se encuentran en la epidermis (la capa más externa de la piel) llamadas melanocitos. Ellas, por su parte, empiezan a bombear un pigmento conocido como melanina (el verdadero responsable del oscurecimiento de los tonos de nuestra piel).

Mientras más saturada sea su concentración, mayor será la protección que tendrán las capas más internas de la piel ante los rayos solares. De allí que, mientras más tiempo pasemos expuestos a ellos, más intenso se vuelva el bronceado.

Esta es la duración promedio de un bronceado

Personas con un intenso bronceado sentadas en la playa mirando el mar.
Crédito: Stuart Boreham. Vía Flickr.

Ahora, al entender que el bronceado es una reacción a un estímulo externo momentáneo, también podemos ver por qué no es un elemento permanente. Una vez dejamos de estar expuestos al sol, la piel ya no tiene necesidad de colmarse con melanina y detiene la acción de los melanocitos.

Sin embargo, ello no implica que nuestra epidermis recupere de inmediato su tono original. De hecho, el bronceado suele tener una duración que supera el tiempo que estuvimos expuestos a la radiación solar.

Para ser más exactos a la hora de estimarla, podemos contar con lo expuesto en el portal Healthline, en donde se indica que la duración del bronceado depende de la piel de cada persona. Ello debido a que su desaparición está ligada a la velocidad con la que la epidermis se regenera y se deshace de las escamas de piel muerta.

Sin embargo, de forma promedio, se puede decir que los bronceados tienden a durar entre 7 y 10 días, mientras la piel se regenera. Después de ese tiempo, la epidermis iniciará su proceso de “autoexfoliación”, por lo que el bronceado comenzará a desaparecer. Aun así, no será tampoco un cambio inmediato, por lo que podremos disfrutar de él unos pocos días más antes de que se desvanezca por completo.

Algunas cosas que deberíamos saber antes de ir a broncearnos

Mujer en traje de baño caminando por la playa.
Vía PxHere.

Por más que pueda gustarnos la idea de ver nuestra piel unos tonos más oscura como la prueba de los días de sol y diversión que tuvimos frente al mar, es necesario entender que, en general, los bronceados no son saludables para nosotros. Por ese motivo, no existe una forma segura de broncearnos, ya que los riesgos siempre estarán allí, sin importar cuántas precauciones tomemos.

Ahora, si todavía sabiendo eso quieres apostar por bonito bronceado, lo mejor que puedes hacer es asegurarte de proteger tu piel lo más posible. Para ello, una de las primeras recomendaciones es que cuentes con un bloqueador o protector solar –dependiendo de tu preferencia– con protección completa para rayos UVA y UVB.

Asimismo, es importante que tenga una intensidad al menos mayor a 30 SPF, de forma que realmente pueda protegernos contra la radiación del sol. Sumado a lo anterior, al estar expuestos, es importante que renovemos nuestro protector cada dos horas. Ya que después de ese tiempo, se “desvanece” de nuestra piel.

Escribir un comentario