Snapchat está eliminando su filtro de velocímetro, porque la función le ha traído muchos inconvenientes legales. Pero, ¿exactamente qué clase de problemas?

Este filtro les permitía a los usuarios compartir qué tan rápido se movían. Precisamente, esta particularidad despertó el interés de muchos conductores imprudentes, quienes la usaban para grabarse a extremas velocidades, poniendo en riesgo sus vidas. En ese sentido, un portavoz de Snap ha indicado:

“Nada es más importante que la seguridad de nuestra comunidad de Snapchat, y previamente habíamos desactivado el filtro de velocidades de conducción. Hoy en día, los Snapchatters apenas usan la pegatina y, a la luz de eso, lo eliminaremos por completo”.

Snapchat ha sido responsable indirecta de muchos accidentes automovilísticos

Como bien señala el portavoz de la compañía, Snap desactiva el filtro pensando en sus usuarios. Pero, específicamente para evitar su uso imprudente. Y es que esta función ha sido la causante (indirectamente) de algunos accidentes de tránsito.

Hace poco, en uno de nuestros artículos, comentábamos que el filtro de Snapchat había sido el protagonista de un accidente de tránsito. En este, el conductor superó las 100 millas por horas causando la muerte de tres personas. En consecuencia, la compañía recibió una demanda por promover la conducción imprudente bajo un sistema de recompensa defectuoso.

Snapchat ha reducido el alcance de su filtro de velocidad 

Si bien Snap ha negado responsabilidad, el caso se ha mantenido. De hecho, ha provocado que la plataforma reconsidere el uso de ese filtro. Primero, optó por camuflajearlo como una simple pegatina que al utilizarse arrojaba el siguiente mensaje: “Don’t Snap and drive”. Más tarde, limitaría la velocidad máxima que podía capturarse y compartirse a 35 millas por hora.

Evidentemente, el filtro ha ido desapareciendo. Ahora, la pregunta es, ¿en cuanto tiempo desaparecerá por completo?

Escribir un comentario