Las minas de Botswana, África han sorprendido al mundo al convertirse, nuevamente, en el lugar de descubrimiento del que posiblemente es el tercer diamante más grande de la Tierra. El hallazgo se realizó el 1 de junio del presenta año en la mina Jwaneng, ubicada al sur del país.

Hasta la actualidad, dicha mina ha sido considerada la más valiosa del mundo, por los hallazgos que se han podido realizar en ella, según reportó Bloomberg. Ahora, con el descubrimiento del nuevo diamante, su importancia se ratifica, sobre todo como una forma de reimpulsar el mercado de compra y venta de diamantes en Botswana –que sufrió una caída durante el 2020–.

El posible tercer diamante más grande de la Tierra ya se encuentra haciendo historia

Tercer diamante más grande del mundo.
Vía Reuters.

Como ya se mencionó, por sus grandes dimensiones, el diamante de 1.098 quilates podría estar en la carrera para convertirse en el tercer ejemplar más grande de la Tierra. Por ahora, la compañía minera Debswana, una empresa conjunta entre el gobierno de Botswana y la corporación De Beers, ha sido la única en dar testimonio del gran tamaño del diamante.

Por ello, aún es muy pronto para colocarlo en los libros de historia general. Sin embargo, eso podría cambiar pronto cuando se lo someta a otras revisiones y se compruebe su peso y tamaño. Mientras tanto, para Debswana la gran piedra preciosa ya ha marcado la historia, al convertirse en el diamante más grande hallado por la empresa en los últimos 50 años.

¿Todos el tercer diamante más grande de la Tierra es “pariente” de los primeros dos?

Casi podría decirse que sí. Por lo menos, queda claro que tienen la misma nacionalidad. Los actuales dos diamantes más grandes del mundo provinieron de distintas minas en Botswana.

“Lesedi La Rona” es el diamante que ocupa el segundo puesto en la lista y fue descubierto en el 2015, reportó The Guardian. Con sus 1109 quilates, es apenas un poco más grande que el recién descubierto, que pronto podría convertirse en el tercer diamante más grande de la Tierra.

Por su parte, el diamante más grande del mundo, es indicutiblemente el “Cullinan”, descubierto en 1905, según recapituló BBC. Sus 3.106,75 quilates –más que los otros dos diamantes combinados– fueron dividios en 100 piezas distintas para 1908.

De entre ellas, la sobreviviente más grande, con 530 quilates, forma parte de las Joyas de la Corona de Inglaterra, específicamente como adorno del ‘British Sovereign’s Royal Scepter’ (Cetro real del soberano británico). Por el momento, se encuentra custodiado como parte de los tesoros de la Torre de Londres.

¿Qué pasará con el enorme diamante?

El presidente de Botswana, Mokgweetsi Masisi, sostiene un diamante.
El presidente de Botswana, Mokgweetsi Masisi, sostiene un diamante gema en Gaborone, Botswana, el 16 de junio de 2021. Vía Getty Images.

Por ahora, la enorme piedra preciosa solo ha sido analizada por su empresa descubridora: Debswana. Es necesario que en el futuro se la evalúe con más detenimiento para determinar si en realidad se merece el título de “tercer diamante más grande de la Tierra”.

Luego de ello, la empresa estatal de comercio de diamantes de Botswana decidirá si desea comprar en ejemplar a Debswana o no. En caso de no hacerlo, la asociación De Beers podría tener la libertad de venderlo por su cuenta.

Por ahora, no se tienen claro el precio que podría tener el diamante reciente descubierto. Pero, tomando en cuenta su tamaño similar al de Lesedi La Rona –que se vendió por 53 millones de dólares en el 2017–, podríamos estimar que la futura venta podría estar rondando un monto parecido al anterior.

Escribir un comentario