El Alzheimer es una de las enfermedades neurodegenerativas más conocidas de la actualidad, pero, aun así, es poco lo que sabemos sobre su verdadero origen. Ahora, una reciente investigación que toma como centro los priones, podría abrir el camino para finalmente comprender la elusiva génesis de dicha condición.

En la actualidad, según la Asociación de Alzheimer de Estados Unidos, al menos 6 millones de personas están afectadas por la enfermedad. Asimismo, tan solo este año, los tratamientos para ellas costarán un total aproximado de 355 mil millones de dólares.

Para intentar abordar una situación que claramente compromete a un gran sector de la población, el profesor de patología Jiri Safar trabajó junto a su equipo de investigación de la Universidad Case Western Reserve.

La ciencia persigue el verdadero origen del Alzheimer

Los priones, descubiertos en los ochenta, son básicamente un tipo de proteínas mal plegadas que pueden causar enfermedades letales e incurables. Su acción en el cerebro suele venir acompañada con la creación de pequeños hoyos en su tejido.

Como consecuencia, convierten al cerebro en un elemento “esponjoso” que causa un mal funcionamiento de los procesos mentales. Un detalle que, a la larga, termina llevando incluso a la muerte.

Rompecabezas con piezas faltantes de fondo a una ilustración de una calavera dentro de la que se ve un cerebro a color.
Vía Pixabay.

La acción de los priones, como vemos, es muy similar a la forma en la que el Alzheimer ataca y deteriora el cerebro. De allí que, en la reciente investigación, los avances sobre los priones puedan también darnos indicios sobre los orígenes del Alzheimer, la demencia y otras enfermedades neurodegenerativas que, hasta ahora, son incurables.

¿Cómo?

Básicamente, todo se logró a través de un nuevo enfoque de investigación. Para llevarlo a cabo, el equipo de científicos dividió el proceso en tres pasos.

Primero, se expuso a los priones derivados del cerebro a un haz de rayos X de sincrotrón. Luego, se monitorearon las modificaciones de los priones a través de ráfagas de anticuerpos anti-priones. Finalmente, se observó su proceso de replicación a través de un tubo de ensayo.

Con ello, los investigadores lograron identificar qué elementos en el prión promovían la multiplicación y cuáles de ellos la entorpecían. Gracias a su esfuerzo, la nueva información podría ayudar a comprender mejor cómo se dan las enfermedades priónicas y cómo se relacionan con el origen de cuadros de Alzheimer o demencia.

Así podría beneficiarse el mundo

En los tiempos actuales, el estudio de los priones y las enfermedades causadas por ellos se ha quedado bastante estancado. Todo debido a los peligros y riesgos que implica la realización de experimentos e investigaciones que los incluyan. Para explicarlo mejor, contamos nuevamente con el testimonio de Safar, quien comentó:

“(…), los estudios estructurales de priones humanos se han quedado atrás del progreso reciente en priones de laboratorio de roedores, en parte debido a sus complejas características moleculares y los requisitos prohibitivos de bioseguridad necesarios para investigar enfermedades que son invariablemente fatales y no tienen tratamiento”.

La nueva posibilidad abierta por el presente estudio deja ver que el estudio de las enfermedades priónicas es posible. Ello mientras que, a la vez, permite también que aumente la esperanza de comprender el posible origen de otras enfermedades neurodegenerativas graves como el Alzheimer.

“El trabajo es un primer paso fundamental para identificar sitios de importancia estructural que reflejen diferencias entre priones de diferente diagnóstico y agresividad”, aclaró Mark Chance, quien también participó en el estudio.

Luego de ello, se podría ir a un siguiente paso que implicara el desarrollar mecanismos para evitar los procesos de propagación priónicos. Un detalle que, a la larga, podría ser vital para limitar el progreso de más de un tipo de condiciones neuronales.

Referencia:

Study: Genetics of Dementia/Alzheimer’s Disease in Minority Populations: https://case.edu/medicine/pqhs/research/research-projects/study-genetics-dementiaalzheimers-disease-minority-populations

Escribir un comentario