Sabemos bien que la física es una ciencia encargada de estudiar y explicar las leyes detrás de los fenómenos naturales que no modifican la estructura molecular de sus cuerpos. Para ello, se enfoca en entender las propiedades de la materia y la energía. Ahora, gracias a dichos esfuerzos, los conocimientos físicos nos han llevado a ver que los átomos de toda la humanidad podrían guardarse en un simple terrón de azúcar.

Aunque parezca descabellado, y podamos quedar en un principio sintiéndonos como este usuario de TikTok, la verdad es que la idea de que todos quepamos en un cubo de azúcar no es tan extraña como suena inicialmente.

En su post, el tiktoker angloparlante explicó de forma breve por qué sería posible. Acá, profundizaremos un poco más en ella para dejar claras las reglas que permiten tal idea.

Sobre masa, materia y átomos

Los átomos son considerados los “bloques de construcción del universo”, ya que se encuentran en todo lo que nos rodea. Desde la servilleta que usamos al almorzar, el árbol de la esquina y el perro del vecino hasta nosotros mismos, todo está compuestos por átomos.

Cada átomo puede tener diferentes composiciones con números variantes de electrones, protones y neutrones. Sin embargo, todos mantienen un estándar en su estructura.

Estructura de un átomo.

Tal como vemos en la imagen, los electrones se encuentran “por fuera” orbitando relativamente lejos de los protones y neutrones que forman el “núcleo” del átomo. Entre los primeros y los últimos, existe un vacío que no tiene masa.

Por su parte, el núcleo y los electrones sí cuentan con masa que ocupa espacio y que, por ende, se conoce como materia. Es gracias a ella que nosotros existimos, al igual que todo lo que nos rodea –lo que se repite no solo en la Tierra, sino en todo el universo–.

Por dente, la humanidad como un todo también es simplemente un enorme conglomerado de átomos, de materia. Ahora, dicha materia, tomada por lo que es, cabría fácilmente en un terrón de azúcar como el que colocamos en nuestro café.

Pero… ¿cómo podrían caber los átomos de la humanidad en un cubo de azúcar?

Simple, removiendo lo que sobra. Como ya mencionamos, los átomos están conformados por los electrones, su núcleo y un espacio entre uno y otro. Si logramos remover tal “vacío” en los átomos de nuestro cuerpo, nos quedaríamos únicamente con la materia, lo que nos haría infinitesimalmente pequeños.

De allí que, si se repitiera la misma acción con los 7.730 millones de habitantes del planeta, nuestras materias combinadas llegarían a formar apenas un pequeño cubo de azúcar. Ahora, como dato curioso, a pesar de ser tremendamente pequeño, su masa sería increíblemente densa, con núcleos junto a núcleos. Por lo que el peso del terrón podría rondar las miles de millones de toneladas.

Cubos de azucar.
Vía Pixabay.

Para el 2018, la ciencia intentó recrear un material “super denso” similar a la idea del cubo de azúcar al “rellenar” el vacío de los átomos con más átomos. El experimento fue exitoso, y mostró que realmente existe la posibilidad de crear elementos con átomos cuyos núcleos se toquen entre sí.

Sin embargo, ello no implica que pronto la humanidad vaya a intentar condensar sus átomos en ninguna parte. Pero, es una perspectiva interesante que nos ayuda a entender un poco mejor a nuestro universo y el papel que tenemos en él.

Escribir un comentario