Al igual que otras plataformas digitales, Spotify se ha unido a ola de salas de audio al estilo Clubhouse. Específicamente, con la presentación de la aplicación Greenroom. Pero, ¿Cuáles son las diferencias que guardan entre sí?

“Construimos Greenroom pensando en los creadores y artistas que hacen que Spotify sea grandioso, optimizando la interactividad y las conexiones profundas entre los participantes de las salas en vivo”, indica la plataforma de streaming.

Con Greenroom puedes grabar tus conversaciones en vivo

Interfaces de Greenroom

A diferencia de Clubhouse, con Greenroom puedes grabar tus conversaciones en vivo, y si lo deseas puedes compartirlas como podcasts. Eso significa que los audios no se eliminarán  automáticamente como sucede en Clubhouse. Por tanto, se pierde la privacidad de las salas.

De igual modo, esta nueva plataforma de audio se distingue porque ofrece más de un canal de interacción: audios y chats. Por consiguiente, las personas que no quieran hablar, bien pueden comunicarse a través de la mensajería que ofrece la plataforma.

Para unirte a una sala de audio no necesitas invitación

Como bien se sabe, una de las características más atractivas de Clubhouse es que funciona a través de invitación. Por ende, para que una persona pueda disfrutar de la app deber recibir una invitación previa. Con Greenroom, no necesitas un pase de entrada. Simplemente accedes a la sala de tu preferencia cuando quieras. Incluso, no necesitas contar con una cuenta de Spotify, la aplicación te permite crearla en este nuevo servicio.

Otra diferencia es que, esta aplicación no se limita a iOS, es compatible también con Android. Con esto, la compañía pretende llegar a un mayor número de usuarios, además de hacerla más participativa.

Además, las salas de Greenroom albergan hasta 1.000 usuarios, mientras que las de Clubhouse admiten 5.000 usuarios. Si bien la diferencia es grande, la compañía ha manifestado sus intenciones de aumentar este número.

Y si hablamos de similitudes. Ambas aplicaciones ofrecen a los creadores, la oportunidad de cotizar por las salas de audio que abren. Por una parte, Clubhouse ofrece el 100%, mientras que la oferta de Greenroom se desconoce.

Si bien Greenroom se presenta como un espacio para interactuar a través de audios, ¿será capaz de competir con las propuestas de los demás competidores como Twitter o Facebook, por ejemplo?

Escribir un comentario