Betelgeuse es la décima estrella más brillante que se observa en el cielo nocturno terrestre, pero a fines de 2019 experimentó un oscurecimiento drástico, lo cual limitó su visibilidad. Aunque el episodio terminó en marzo de 2020, en pleno inicio de la pandemia, los astrónomos han puesto mucho empeño en determinar qué lo ocasionó.

Después de plantear varias hipótesis, parece que encontraron una explicación plausible para ello. Según indican en la revista Nature, es probable que este oscurecimiento inesperado fuera consecuencia de un enorme eructo gaseoso que formó una nube de polvo que nubló nuestra visibilidad de la estrella.

Posibles explicaciones para la Gran Atenuación de Betelgeuse

En su punto más intenso, la Gran Atenuación (como llamaron los científicos al oscurecimiento de Betelgeuse), ocasionó redujo la luminosidad de la estrella hasta en un 40 por ciento. Y aunque inicialmente no había claridad respecto a qué lo causó, surgieron varias hipótesis dignas de mención.

Una de ellas es que Betelgeuse había desarrollado un caso grave de las manchas solares; también que la supergigante roja, situada a solo 548 años luz de la Tierra, estaba a punto de explotar como una supernova.

“Las observaciones del telescopio espacial Hubble de la NASA muestran que el oscurecimiento inesperado de la estrella supergigante Betelgeuse probablemente fue causado por una inmensa cantidad de material caliente expulsado al espacio, formando una nube de polvo que bloqueó la luz de las estrellas provenientes de la superficie de Betelgeuse” escribió la NASA en agosto de 2020.

Otras teorías apuntaban a todo lo contrario: la estrella habría experimentado un enfriamiento considerable que condujo a su opacidad. Al mismo tiempo, las observaciones realizadas al inicio del fenómeno sugerían que el oscurecimiento se debía a una nube de polvo que la había cubierto y limitado su visibilidad en el cielo nocturno.

Una nube de polvo causó el oscurecimiento de Betelgeuse

La conclusión a la que llegaron los astrónomos en su última investigación combina elementos de las teorías planteadas, llegando así a una explicación plausible para el fenómeno.

Los autores explican que, antes de la Gran Atenuación, la supergigante roja liberó una enorme burbuja de gas durante un episodio de pérdida de masa. En efecto, experimentó un enfriamiento significativo debido a un parche frío emergente en su hemisferio sur; a ello siguió la expulsión de gas que terminó convirtiéndose en una nube de polvo, y fue precisamente esta la que ocasionó el oscurecimiento de Betelgeuse.
Los investigadores usaron los datos recopilados por el Very Large Telescope del Observatorio Europeo Austral, así como las imágenes de la estrellas a través del instrumento SPHERE en el VLT. Este último les permitió observar la geometría real de la estrella, y con ello, la nube de polvo.

De hecho, al comparar una imagen de la estrella tomada en enero de 2019 con una tomada en diciembre del mismo año, confirmaron que su superficie se había vuelto más oscura. En cambio, las comparaciones con imágenes posteriores, una imagen tomada en marzo y otra en abril de 2020, mostraron que la estrella había recobrado su luminosidad y brillaba esplendorosa como antes.

Por último, este estudio confirmó que los episodios de pérdida de masa en las supergigantes rojas pueden llegar a ser más intensos de lo que los astrónomos imaginaban. Por tanto, mejora la comprensión de los mecanismos detrás de la pérdida de masa de las estrellas e incluso a predecir mejor su destino.

Referencia:

A dusty veil shading Betelgeuse during its Great Dimming. https://www.nature.com/articles/s41586-021-03546-8

Hubble Finds That Betelgeuse’s Mysterious Dimming Is Due to a Traumatic Outburst. https://www.nasa.gov/feature/goddard/2020/hubble-finds-that-betelgeuses-mysterious-dimming-is-due-to-a-traumatic-outburst

Escribir un comentario