La pandemia de COVID-19 nos ha dejado numerosas lecciones, muchas de las cuales surgieron de problemas que habíamos estado arrastrando desde un buen tiempo, pero que habíamos pasado por alto. Uno de ellos es la poca atención que suelen dar los hombres a su salud, lo cual parece ser provocado por ideas erradas sobre la masculinidad que se han heredado a lo largo de la historia.

Los roles de género y los estereotipos que diferencian drásticamente el comportamiento de los hombres del de las mujeres parecen inofensivos, pero en realidad causan mucho daño y a continuación explicaremos por qué.

Hombres evitan ir al médico debido a las ideas tradicionales de masculinidad

Hombre sentado junto a un hombre médico en un consultorio.

Las estadísticas indican que los hombres tienen menos probabilidades que las mujeres de hacerse chequeos preventivos o de buscar atención médica oportuna; esta negativa se observa incluso en su baja disposición a recibir vacunas contra la gripe y la COVID-19.

Los estudios también muestran que los hombres tienen una esperanza de vida más corta que las mujeres, y aunque hay muchas razones biológicas que podrían explicarlo, sin lugar a dudas, los estereotipos errados sobre la masculinidad han jugado un papel en ello.

Una idea alimentada desde la pubertad

Hablamos de un problema grave que hemos arrastrado de generación en generación y que probablemente seguirá presente en las próximas si no se hace nada al respecto. La masculinidad dura y tradicional limita el cuidado de la salud de los hombres, y es algo que se observa en casi todas las etapas de la vida.

De hecho, este condicionamiento inicia desde la infancia, con ideas como “sé un hombre” y “los niños no lloran”. Aunque suenan como simples estrategias para mantener aplacados los berrinches de la infancia, muchos hombres han internalizado estas lecciones de forma tan profunda que ni siquiera se percatan de que actúan en seguimiento de ellas.

La sociedad promueve más el cuidado de la salud en mujeres que en hombres

Pero el sistema también tiene su cuota de responsabilidad en el problema. Desde el inicio de la pubertad, se alienta a las mujeres a que consulten el médico con regularidad, en especial a los ginecólogos; mientras que en los hombres el énfasis es mucho menor.

Es así como las mujeres obtienen concienciación sobre la importancia de la salud en la vida temprana; y, en cambio, los niños y hombres muy a menudo son ajenos a ello. Las excepciones más comunes ocurren entre los varones que practican deportes organizados y deben someterse a exámenes físicos con frecuencia.

Quizás por ello los hombres también muestran niveles más altos de desconfianza hacia el sistema médico. Y, como es de esperar, quienes desconfían más de los médicos también tienen menos probabilidades de acudir a consulta.

¿Cómo ayudar a los hombres a abandonar los estereotipos y fomentar el cuidado de su salud?

Curiosamente, un estudio publicado en Journal of General Internal Medicine muestra que los hombres de piel oscura que mostraron niveles elevados de autosuficiencia tenían menos probabilidades de posponer las pruebas de presión arterial y colesterol.

Mujer médico a punto de revisar a un paciente masculino.

Si bien puede haber sesgos étnicos en este tipo de problemas, el estudio arroja una solución potencial para el problema. La promoción de una masculinidad más humana, libre de la imagen dura y de la introversión fomentadas a lo largo de la historia, podría favorecer la salud de los hombres.

“Podemos cambiar ese guion de alguna manera, diciéndoles a los hombres que la forma de ser un hombre sobre tu vida o mostrarte como alguien fuerte y protector es cuidar tu salud”, dijo dijo Wizdom Powell, directora del Instituto de Disparidades de Salud de UConn en Hartford, Connecticut.

De igual forma, el sistema de salud debe hacer su parte para solucionar el problema de los estereotipos. Entre las opciones figuran mejorar los horarios de modo que incluso los hombres que dicen que no tienen tiempo libre para recibir atención médica puedan acudir sin excusas. Además, los chequeos de salud deberían considerar también aspectos como la salud mental y los médicos deberían fomentar su cuidado.

Referencia:

Misguided masculinity keeps many men from visiting the doctor. https://www.heart.org/en/news/2021/06/15/misguided-masculinity-keeps-many-men-from-visiting-the-doctor

Escribir un comentario