Las noticias sobre China no dejan de llegar y ahora se han renovado con preocupaciones sobre una aparente fuga en un reactor nuclear dentro de su territorio. Según parece, la firma francesa Framatome, quien ha estado trabajando mano a mano con el gobierno chino en la planta nuclear, ha alertado al Departamento de Energía de Estados Unidos de una posible “amenaza radiológica inminente” en las instalaciones.

Según reportó CNN, dicho comunicado vino de la mano con el informe de una posible fuga dentro del complejo nuclear. Un detalle que, sin dudarlo, ha puesto al mundo en alerta.

¿Qué se sabe de la fuga en el reactor nuclear de China?

Hasta el momento, todo lo que se conoce de ella es que se trata de un problema en el “circuito primario” de la planta. En otras palabras, la fuga del reactor nuclear de China parece ser un inconveniente puramente interno.

En otras palabras, tal como comentó Claire Corkhill de la Universidad de Sheffield, Reino Unido para New Scientist:

“Si los gases inertes están en el refrigerante primario, es poco probable que se libere radiactividad fuera del reactor”.

Por lo que, en la actualidad, el reactor no ha sido realmente fuente de una fuga de material radiactivo al ambiente. Hasta el momento, las fugas parecen estar solo en algunas barras de combustible internas de la instalación, tal como recalcó EDF, la empresa matriz de Framatome.

¿Desde cuándo se presenta tal problema?

Según las declaraciones dadas a través de los medios nacionales de Hong Kong, el 8 de abril, durante el 5 de abril del presente año, hubo un “evento operativo” que implicó la liberación de una pequeña cantidad de gas que, hasta el momento, no se ha especificado. Sin embargo, los problemas referentes a la posible fuga se remontan a agosto del 2020.

¿Qué tanto debería preocuparnos la fuga del reactor nuclear?

Personal en el reactor nuclear de China que podría tener una posible fuga.
Vía stock.adobe.com

Afortunadamente, hasta el momento nuestra preocupación por la fuga del reactor nuclear de China no debe ser muy alta. Tal como comenta Carrie Lam, líder del gobierno de Hong Kong, mientras el problema se mantenga en el círculo primario, los alrededores no se verán perjudicados.

Un detalle que se ha visto confirmado al notar que los niveles de energía en las cercanías de la planta se han mantenido “normales”. Asimismo, la propia Framatome publicó un breve comunicado en el que indicaba que el reactor solo tenía un “problema de desempeño” pero que, de resto, se encontraba funcionando “según los parámetros de seguridad”.

¿Y ahora?

Por los momentos, se espera que el reactor nuclear de China continúe funcionando a pesar de la fuga. Debido a su localización, no se la considera una amenaza lo suficientemente grave como para cerrar por completo la planta. Sin embargo, es más que claro que la situación deberá monitorearse de cerca para asegurarnos de que la situación no escale y se mantenga dentro de los niveles “controlables” en los que ahora se encuentra.

Escribir un comentario