A través de una publicación en su página de soporte, Microsoft ha dado a conocer que dejará de darle soporte a Windows 10 el 14 de octubre del 2025. Eso significa que la transición de este sistema operativo a la próxima generación de Windows, cuyo nombre tentativo es Windows 11, tomará aproximadamente cuatro años.

Tal como comenta Engadget: “Anteriormente, la página indicaba cuándo Microsoft dejaría de admitir ciertas versiones de Windows 10. Ahora indica que Microsoft comenzó a admitir Windows 10 Home y Pro el 29 de julio de 2015 y revela la ‘fecha de retiro’ del sistema operativo”. Esta acción nos lleva a pensar que posiblemente la actualización de sistema del próximo 24 de junio corresponda a Sun Valley.

Antes de la transición, ¿cómo podemos sacarle el mayor provecho a Windows 10?

Pantalla de inicio de Windows 10

Por ahora, básicamente lo que podemos hacer es aprovechar al máximo las herramientas que nos ofrece este sistema operativo para realizar eficientemente nuestras tareas. Por ejemplo: podemos usar los atajos de teclado para acceder de forma rápida a opciones del menú. Eso nos ayuda a ahorrar tiempo.

De igual modo, podemos acelerar la ejecución de ciertas aplicaciones en el Boot del sistema a través de la herramienta regedit. A nivel de seguridad, debemos comprender que los parches que envía la compañía son necesarios para resguardar nuestro sistema. Por tanto, no podemos dejarlos pasar.

Ahora bien, ¿cómo nos preparamos para la siguiente generación de Windows? No debemos temerle al cambio y comprender que se realizan para avanzar. En ese sentido, debemos estar conscientes que una actualización de sistema operativo requiere mayor consumo de recursos. Por ende, debemos considerar actualizar los componentes de nuestros ordenadores si este software lo amerita.

Y si hablamos de los cambios en esta nueva generación de Windows, se espera una interfaz renovada con nuevos iconos de deslizamientos y un menú flotante. Incluso, podría agregar una herramienta que envía recomendaciones de limpieza y de almacenamiento. Así como una bandeja de entrada y barra de tareas rediseñada.

Ciertamente, no sabemos que nos tiene preparado Microsoft pero se espera que los cambios sean para mejor. Y tú, ¿estas preparado para una nueva versión de Windows?

Escribir un comentario