Las enfermedades cardíacas constituyen una de las principales causas de muerte en humanos a nivel mundial, incluso aunque se han aplicado estrategias preventivas a nivel de estilo de vida. Pero ahora el panorama promete mejorar drásticamente con una nueva calculadora capaz de estimar el riesgo cardíaco de manera temprana.

Los desarrolladores describieron las bases de su diseño y funcionamiento en European Heart Journal. Según indican en su artículo, este modelo podría ayudar a predecir quién corre el riesgo de sufrir un ataque cardíaco o un derrame cerebral en los próximos 10 años con un alto nivel de precisión.

Enfermedades cardíacas y circulatorias avanzan de forma silenciosa

Figura humana dentro de la cual se observa el corazón y líneas de electrocardiograma en referencia a la salud cardíaca.

Los ataques cardíacos, derrames cerebrales y las enfermedades del corazón, como otras, se desarrollan de manera muy silenciosa durante años y tienen la particularidad de atacar sin previo aviso.

Se sabe que los genes pueden jugar un papel en la predisposición de ciertas personas, pero los factores ambientales también son importantes y adoptar un estilo de vida saludable a tiempo puede hacer la diferencia entre vivir o morir. Por ello, los investigadores de la Universidad de Cambridge desarrollaron una calculadora capaz de predecir el riesgo para tomar las precauciones correspondientes para evitar dichas afecciones.

Seguimiento del riesgo cardíaco durante 10 años en poblaciones europeas

Crearla implicó un esfuerzo internacional en el que participaron unos 200 investigadores de toda Europa. Sus bases fueron los datos de casi 700,000 participantes, en su mayoría de mediana edad, que a su vez habían participado en 45 estudios diferentes. Ninguno de ellos tenía antecedentes de enfermedad cardíaca ni circulatoria.

El equipo hizo seguimiento de la población durante 10 años para observar la incidencia de enfermedades cardíacas y circulatorias; así descubrieron que 30,000 de ellos tuvieron un “evento cardiovascular” en dicho período.

Luego la recalibraron con datos de factores de riesgo cardiovascular específico para estimar con mayor precisión el riesgo en cuatro regiones europeas. Entre ellos, la edad, el sexo, los niveles de colesterol en la sangre, la presión arterial y el tabaquismo.

Una calculadora de riesgo cardíaco más precisa que la anterior

Antes de esta calculadora, existía una herramienta de predicción desarrollada con datos recolectados antes de 1986; sin embargo, esta no parecía ser tan precisa para todas las poblaciones en las que se usaba.

En cambio, SCORE2 toma en consideración las tendencias actuales de enfermedades cardíacas y circulatorias; con datos más actualizados y consistentes, los científicos afirman que podrá estimar mejor el riesgo cardiovascular en las personas más jóvenes, incluidas condiciones fatales y no fatales, en poblaciones más variadas.

Y, como bien nos ha demostrado la ciencia, un diagnóstico temprano es clave para salvar vidas en casi cualquier patología. Por tanto, la detección anticipada del riesgo cardiovascular probablemente conduzca a estrategias preventivas y tratamientos mejor enfocados cuando sean necesarios; algunas personas podrían recibir estatinas (medicamentos para disminuir la cantidad de colesterol y otras grasas en la sangre) o recomendaciones de cambios de estilo de vida para reducir el riesgo.

Además, tiene la particularidad de vencer, de cierta forma, la obsolescencia. Como indica la Dra. Lisa Pennells, del Centro de Excelencia en Investigación BHF de Cambridge, dice que puede actualizarse fácilmente usando datos recopilados de forma rutinaria, tanto en Reino Unido como en Europa.

Este estudio fue realizado por el Grupo de Trabajo SCORE2 y la Sociedad Europea de Cardiología Cardiovascular Risk Collaboration. Fue apoyado por organizaciones como la British Heart Foundation, el Medical Research Council, el National Institute for Health Research Cambridge Biomedical Research Center y Health Data Research UK.

Referencia:

SCORE2 risk prediction algorithms: new models to estimate 10-year risk of cardiovascular disease in Europe. https://academic.oup.com/eurheartj/advance-article/doi/10.1093/eurheartj/ehab309/6297709

Escribir un comentario