La lucha contra las enfermedades transmitidas por mosquitos ha tomado mucho tiempo, pero aún en la actualidad sigue generando nuevas investigaciones. Recientemente, un experimento en Indonesia demostró que infectar a los mosquitos con una bacteria puede reducir drásticamente los casos de dengue.

Los científicos a cargo del estudio de tres años informaron en New England Journal of Medicine que esta estrategia condujo a una caída del 77 por ciento de las infecciones de dengue en los humanos.

Una bacteria en los mosquitos podría erradicar el dengue

El ensayo consistió en la liberación de una bacteria llamada Wolbachia, que se encuentra comúnmente en moscas de la fruta y otros insectos, en poblaciones de mosquitos transmisores del dengue en regiones específicas de Yogyakarta, una ciudad en la isla de Java. Desde entonces, hicieron seguimiento a la incidencia de las infecciones humanas en individuos desde los tres y 45 años de edad.

Mosquito posándose sobre una mano humana para picar y transmitir enfermedades como el dengue.

Los resultados mostraron una reducción del 77 por ciento de los casos de dengue en humanos, así como una reducción de un 86 por ciento de los casos de hospitalización. En pocas palabras, el método fue efectivo para reducir la incidencia de la enfermedad en la zona.

“Honestamente, la cifra del 77 por ciento es bastante fantástica para una enfermedad transmisible y estamos muy agradecidos con el resultado”, dijo Adi Utarini, uno de los líderes del estudio e investigador de salud pública de la Universidad de Gadjah Mada.

¿Cómo actúa la bacteria en los mosquitos?

Los científicos explican en su artículo que la bacteria actúa suprimiendo la capacidad del virus del dengue para replicarse dentro de los mosquitos que lo portan. Por ende, también se reduce la probabilidad de transmisión a los humanos a través de la picadura.

Pero no se trata de la primera evidencia de efectividad de este método. Estudios previos que también usaron Wolbachia arrojaron resultados positivos en la reducción de los casos de dengue, por lo que estos nuevos hallazgos no hacen más que confirmarlos.

“Este es el resultado que estábamos esperando”, dijo el director del Programa Mundial de Mosquitos, Scott O’Neill. “Tenemos evidencia de que nuestro método Wolbachia es seguro, sostenible y reduce drásticamente la incidencia del dengue”.

El estudio se realizó en el marco del Programa Mundial de Mosquitos de la Universidad de Monash en Australia y la Universidad Gadjah Mada de Indonesia. Y aunque se centró solo en partes específicas de la ciudad inicialmente, ya se ha expandido a otras regiones.

Una estrategia versátil contra las enfermedades transmitidas por mosquitos

La mejor parte es que no se trata de un efecto exclusivo que inhibe la replicación de este virus; otros trabajos que involucraron la misma bacteria demostraron su versatilidad para otros patógenos de interés, como el virus del Zika, el chikungunya, la fiebre amarilla, entre otras enfermedades transmitidas por mosquitos.

Por lo que los científicos han puesto altas expectativas en su implementación, y esperan con ansias que pueda cambiar la historia de lucha global contra la enfermedad, que afecta a más de 50 millones de casos cada año en todo el mundo. Es probable que sea suficiente con infectar los mosquitos vectores para erradicar el dengue y muchas otras enfermedades.

Referencia:

Efficacy of Wolbachia-Infected Mosquito Deployments for the Control of Dengue. https://www.nejm.org/doi/10.1056/NEJMoa2030243

Escribir un comentario