Portal invisible a Hogwarts en el andén 9 3/4.
Crédito: saz86. Vía Unsplash.

La magia, es muchas veces una idea que achacamos solo a los cuentos de hadas. Pero, con la ayuda de la ciencia, el asombro que ella produce puede hacerse una realidad también en nuestro mundo. Uno de los más claros ejemplos de ello ha sido el reciente logro de la ciencia al diseñar el primer “portal invisible”.

Aunque parezca sacado de una historia imaginada, la verdad es que sí es posible crear la “ilusión” de que los objetos no están donde aparentan, todo con la combinación correcta de materiales. Para el caso presente, la “receta” adecuada fue descubierta por un equipo de investigadores de la Universidad de Xiamen y de la Universidad de Nanjing, ambas en China.

Construyendo el “portal invisible”

Portal de neón de ciencia ficción.
Vía Pixabay.

Como ya lo dijimos, para poder crear un portal invisible en la vida real, la ciencia solo tenía que descubrir los materiales correctos. Para lograrlo, el equipo conformado por Kang-Ping Ye, Wen-Jin Pei, Zhong-Hao Sa, Huanyang Chen y Rui-Xin Wu se puso manos a la obra.

Cuando finalmente tuvieron éxito, publicaron sus resultados en la revista científica Physical Review Letters. Dentro de ellos, se explicaba que el secreto de su éxito estuvo en el uso de los llamados “metamateriales”.

Metamateriales, ¿el futuro del ilusionismo?

Hasta el momento, es poco lo que se conoce sobre los metamateriales, ya que apenas han comenzado a ser estudiados. Sin embargo, al menos podemos declarar que son aquellas estructuras artificiales que, de algún modo, exhiben características que van más allá de las capacidades de sus componentes básicos.

En otras palabras, los metamateriales son el resultado de la unión de compuestos en el que el todo resulta mayor que la mera sumatoria de las partes. Ahora, la ciencia ha descubierto que una de las habilidades de los metamateriales podría ser perfecta para la creación de un “portal invisible”.

Todo debido a que son particularmente efectivos para interactuar con los fotones y las ondas de luz en general. Como resultado, se las puede manipular y utilizar como un mecanismo de camuflaje, tal como han comprobado otros estudios.

El “portal invisible” y por qué es importante para la ciencia

Portal invisible en el bosque.
Vía Pixabay.

En el más reciente caso, la creación del portal invisible implicó para la ciencia la utilización de la propiedad de “superdispersión” de los metamateriales. En resumen, ella es la cualidad que tienen las ya mencionadas estructuras artificiales para “doblar la luz”.

En consecuencia, tienen la capacidad de alterar la forma en la que los fotones se reflejan en su superficie. Un detalle que, además, implica la posibilidad de cambiar lo que un observador externo podría apreciar del objeto. En la presente ocasión, se utilizó la superdispersión para ocultar la existencia de un portal, al más puro estilo de Harry Potter y el andén 9 ¾.

La confirmación de que los metamateriales efectivamente pueden doblar y repeler la luz, dependiendo de cómo se los maneje, abren un nuevo mundo de posibilidades para la ciencia.

Por un lado, se destaca la posibilidad de estudiar el fenómeno en sí en más profundidad y comprender más sobre cómo los elementos externos de nuestro ambiente pueden influir en lo que percibimos de él. Igualmente, también se puede usar el nuevo conocimiento para la creación de mejores mecanismos para la creación de ilusiones e instrumentos de camuflaje.

Referencia:

Invisible Gateway by Superscattering Effect of Metamaterials: https://doi.org/10.1103/PhysRevLett.126.227403