Imagen de una galaxia en el espacio desde la Tierra.

Es un hecho que en nuestro universo pasan un montón de cosas que aún no logramos comprender; muchas de ellas ni siquiera las hemos descubierto. Sin embargo, desde 2007 los astrónomos tienen la certeza de que todos los días se producen miles de señales de radio en el espacio que siguen generando curiosidad en la Tierra.

¿A qué se deben? ¿De dónde provienen? ¿Cuáles su objetivo? Estas son apenas algunas de las numerosas preguntas que inquietan a los científicos, y aunque aún no haya mucha certeza, la realidad es que son más numerosas de lo que creían.

De hecho, un equipo de investigadores ha actualizado el catálogo de señales de radio que ocurren en el espacio gracias a los nuevos ingenios desarrollados para ello. Sus hallazgos los presentaron recientemente en una reunión virtual de la Sociedad Astronómica Estadounidense.

Las misteriosas ráfagas de radio rápidas

Las ráfagas de radio rápidas (FRB, por sus siglas en inglés) son destellos luminosos en extremo de ondas de radio que se producen muy rápidamente. Tal como sugiere su nombre, los estudios demuestran que estas duran apenas algunos milisegundos.

Aunque fueron descubiertas en 2007, las señales de radio del espacio habían sido muy difíciles de encontrar precisamente por su característica rapidez. Hasta 2018, solo habían logrado registrar unas 140, pero gracias a los avances tecnológicos de la última década, ahora estamos mejor equipados para detectarlas.

La historia cambió cuando se puso en funcionamiento el telescopio del Experimento Canadiense de Mapeo de la Intensidad del Hidrógeno (CHIME) en 2018. Gracias a este ingenio, ahora los investigadores tienen una visión más amplia de la frecuencia con la que estas misteriosas señales de radio se emiten en nuestro universo.

Nuevo catálogo evidencia miles de señales de radio en el espacio

El radiotelescopio CHIME que monitorea el suelo en busca de señales de radio provenientes del espacio.
El radiotelescopio del Experimento Canadiense de Mapeo de la Intensidad del Hidrógeno (CHIME). Crédito: Andre Renard/CHIME.

Los hallazgos de señales de radio corresponden a los registros realizados por CHIME entre julio de 2018 y julio de 2019, período en el cual se registraron 535 ráfagas, de las cuales 18 eran repetidas.

“En un año, hemos detectado 535 FRB”, dice Mohit Bhardwaj de la Universidad McGill en Canadá y miembro del equipo CHIME. “Casi hemos cuadriplicado la cantidad de FRB que se conocían anteriormente”.

Gracias a ello, el equipo a cargo del trabajo logró hacer algunas estimaciones respecto a la frecuencia con la que deben aparecer las señales de radio en el espacio. Sus resultados sugieren que debería haber 9,000 FRB visibles en nuestro cielo.

El misterio persiste, pero el monitoreo de CHIME podría ayudar a desentrañarlo

Sin embargo, la vista de CHIME, que recorre continuamente el cielo en busca de las ráfagas de radio rápidas con aproximadamente 7 terabits de datos producidos por segundo, solo puede detectar una fracción de estas a la vez.

Aún no hay claridad respecto al origen de estas manifestaciones, pero algunas teorías apuntan a que se trata de estrellas de neutrones con campos magnéticos particularmente fuertes (magnetares); mientras que otras sugieren que son resultado de un tipo de interacción peculiar entre las estrellas binarias. Sin embargo, con este nuevo catálogo de FRB, los científicos podrán indagar para encontrar respuestas más concisas.

Referencia:

The First CHIME/FRB Fast Radio Burst Catalog. https://arxiv.org/abs/2106.04352