Las vacunaciones contra el coronavirus ya han iniciado alrededor del mundo. Con ellas, viene una tranquilidad nueva para la humanidad, que contará con una capa protectora adicional contra el SARS-CoV-2. Sin embargo, por lo nuevo de la vacuna contra el COVID-19, aún es poco lo que se sabe sobre sus efectos secundarios, y ahora se sospecha que podría estar relacionada con raros casos de miocarditis entre los hombres.

Según la Organización Nacional de Enfermedades Raras, la población masculina es más propensa a sufrir de miocarditis que la femenina. Pero, en el caso de los reportes presentados por el Dr. Dror Mevorach y su equipo en Israel, el malestar de los individuos inició de 1 a 5 días después de la segunda inyección, lo que habló de una relación posible entre ambos eventos.

El informe, presentado al Ministerio de Salud del país por el equipo de medicina interna del Centro Médico Hadassah en Jerusalén, habló de una incidencia de 1 caso de miocarditis por cada 5 mil hombres inyectados. Según parece, el porcentaje general era de 1 caso entre 50 mil personas. Por lo que, los investigadores consideraron sus datos suficientes como para llamar la atención sobre la posibilidad.

Sobre la relación entre la vacuna contra la COVID-19 y la miocarditis

Específicamente, el estudio de los investigadores israelíes reveló que el grupo más propenso a desarrollar miocarditis luego de recibir la vacuna contra la COVID-19 de Pfizer y BioNTech eran los hombres jóvenes. Es decir, aquellos que se encontraran entre los 16 y los 30 años.

Dicha información se hace particularmente relevante cuando consideramos que, en la actualidad, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), siguen promoviendo el uso de la vacuna para todos los rangos de edad. Algo que, específicamente para la alternativa de Pfizer-BioNTech, abarca desde los niños de 12 años en adelante.

En otras palabras, la población en posible riesgo, señalada por el estudio, se encuentra por completo dentro del rango de vacunación permitido por las entidades de salud. Por ahora, las cifras registradas señalan 110 reportes de casos de inflamación del corazón entre los 5 millones de personas que recibieron las dos dosis de la vacuna. Pero, de dichos más de cien casos, la mayoría eran hombres entre los 16 y los 30 años.

¿Debemos preocuparnos por los casos de miocarditis asociados a la vacuna contra la COVID-19?

Vacuna contra el COVID-19 frente a fondo azul.
Vía stock.adobe.com

No aún. Tal como lo ha expresado Jerusalem Post en una de sus publicaciones recientes, la noticia sobre la relación entre los casos de miocarditis y la vacuna contra el COVID-19 aún no hace referencia a una prueba irrefutable. De hecho, existen variados motivos por los que la incertidumbre aún no permite hablar de una conexión directa entre un elemento y el otro.

De allí que la publicación insista en cómo el estudio abre las puertas a nuevas investigaciones y destaca de importancia de realizarlas. Pero recalca que no da declaraciones rotundas sobre el vínculo entre las vacunas y la inflamación del corazón.

Por su parte, según reportó Reuters, la farmacéutica estadounidense Pfizer ya ha respondido al reporte aclarando nuevamente que su vacuna contra la COVID-19 no tiene una relación directa con la miocarditis. Debido a lo que, al menos hasta ahora, se la considera perfectamente segura.

En caso de que dichas declaraciones no nos fueran suficientes, también cabe destacar que los cuadros de miocarditis reportados han sido entre moderados y leves. Gracias a ello, se los ha podido tratar con medicamentos antiinflamatorios comunes, como los esteroides.

Referencias:

Surveillance of Myocarditis (Inflammation of the Heart Muscle) Cases Between December 2020 and May 2021 (Including): https://www.gov.il/en/departments/news/01062021-03

Viral Myocarditis—Incidence, Diagnosis and Management: https://doi.org/10.1053/j.jvca.2019.12.052

Escribir un comentario