El mundo ha vuelto a ponerse en alerta debido a una nueva alarma con respecto al inesperado brote de otra cepa de influenza A. Específicamente, la confirmación del primer caso humano de la gripe aviar H10N3 ha puesto a la Organización Mundial de la Salud (OMS) en una posición defensiva inmediata.

Ahora que finalmente, se sabe de la existencia del primer caso de enfermedad en humanos la cepa H10N3, la OMS ha avisado inmediatamente al mundo que debe ponerse en alerta. Ello especialmente con China, país que nuevamente ha sido el epicentro del nuevo brote del virus de la gripe aviar.

Sobre el anuncio del primer caso de gripe aviar H10N3

La noticia sobre la existencia del primer caso de gripe aviar H10N3 llegó a la OMS y al mundo el primero de junio. No obstante, el hombre de 41 años que fue enterrado por tener un malestar desconocido ya llevaba un mes bajo cuidados médicos hasta que se reconoció su condición como una enfermedad nueva.

En específico, el paciente fue admitido el 28 de abril y, hasta donde se sabe, se mantiene estable dentro de las instalaciones. Pero, las preocupaciones del mundo no se disminuyen por completo ya que, a pesar de su “estabilidad” permanecer internado en el hospital más de un mes sigue siendo un signo medianamente preocupante.

La OMS enciende las alertas ante el primer caso humano de gripe aviar H10N3

Par de gallinas en el campo.
Vía PxHere.

En vista de lo anterior, la OMS ha llamado a las autoridades de cada país a prestar atención al caso de gripe aviar H10N3. Una solicitud que se ha hecho con particular ahínco para las chinas.

Por los momentos, no parece que la cepa sea particularmente contagiosa. De hecho, según anteriores comentarios de las autoridades chinas, ninguno de los contactos cercanos del paciente mostró tener síntomas de una enfermedad similar. Por lo que, hasta el momento, se considera que la cepa está contenida dentro del hospital que le hace tratamiento al hombre de 41 años.

No obstante, igualmente la OMS ha instado a las naciones a no bajar la guardia y a estar atentas y a colaborar a través del Global Influenza Surveillance and Response System (GISRS). Asimismo, aclaró que se encontraban en comunicación directa y constante con China –detalle por el que se la recriminó antes al declarar que sus acciones fueron lentas–.

“La OMS está trabajando con las autoridades sanitarias nacionales; seguirá la evidencia y compartirá cualquier actualización”, dijo la organización en un correo electrónico para SciDev.Net.

¿Cómo debería reaccionar el mundo?

Si somos lo suficientemente sabios como para tomar la pandemia actual de ejemplo, entenderemos la importancia de tomar medidas de contención tempranas. Con ello, se debería estar listo para aplicar nuevas normas de aislamiento, cuarentena y distanciamiento social en caso de ser necesario.

Asimismo, de forma preventiva, el tratamiento de las aves para consumo debería comenzar a tener nuevos niveles de bioseguridad. En otras palabras, será necesario incorporar el uso de material protector de alto calibre para la manipulación de dichas aves, de forma que se minimice la posibilidad de un contagio de un virus zoonótico.

“Es extremadamente importante monitorear de cerca a los grupos y contactos de alto riesgo durante un período razonable. También deben tenerse en cuenta las restricciones de viaje tempranas y el aislamiento social temprano sin dudarlo”, concluyó la analista de salud pública del Instituto de Educación e Investigación Médica de Postgrado (Kolkata, India), Diptendra Sarkar, para SciDev.Net.

Escribir un comentario