Reactor nuclear de sol artificial de China.
Vía hightech.plus

La creación de energía limpia es la nueva meta que se ha planteado la ciencia para poder hacer frente al cambio climático. Para ello, se ha pensado en el uso de los reactores de fusión como la mejor forma de obtenerla. Varias naciones han hecho incursiones en esa dirección, pero hasta ahora, China y su “sol artificial” son los que más cerca están de lograr normalizar su uso.

Recientemente, la nación asiática rompió un nuevo récord con su reactor de fusión, lo que la ha colocado de nuevo en bajo los reflectores de la web. En consecuencia, volvemos a hablar de las posibilidades que trae una fuente de energía limpia y los beneficios que representa.

Pero… antes de entrar en tales detalles, es bueno también comprender con más claridad cómo funciona un reactor de fusión, y particularmente qué hace especial al “sol artificial” de China.

¿Por qué China creó un reactor de fusión?

Como lo mencionamos, el mundo actualmente está enfocando su vista en las fuentes de energía limpia. Con la creación el EAST (Experimental Advanced Superconducting Tokamak o HT-7U), China se ha encaminado con dirección a esa misma meta.

La iniciativa se presentó al mundo en el 2020, cuando finalmente se lo inauguró al mundo, según reportó BBC. China ha identificado al reactor como un tokamak, es decir un núcleo de fusión de plasma. Desde su inauguración, ha contado con la constante vigilancia de más de 300 científicos para mantenerlo en funcionamiento.

Actualmente, el EAST, conocido popularmente como el “sol artificial”, no es el único reactor de fusión con el que cuenta la nación oriental. Sin embargo, se destaca debido a que es, hasta la fecha, el más avanzado en su tipo. Un detalle que ha comprobado recientemente al romper el récord mundial de temperatura y estabilidad del núcleo.

“Sol artificial” de China rompe récord mundial

Reactor nuclear de sol artificial de China.
Crédito: Xinhua. Vía Global Times.

Básicamente, la hazaña más reciente del EAST ha sido la de alcanzar los 120 millones de grados Celsius dentro de su núcleo. Asimismo, logró mantener la estabilidad de dicha temperatura durante casi dos minutos –por 101 segundos exactamente–.

Con ello, el EAST, perteneciente a la Academia de Ciencias de China, superó el antiguo récord del 2017 que mantuvo una temperatura por igual tiempo, pero solo a un nivel de 50 millones de grados Celsius. Li Miao, director del departamento de física de la Universidad de Ciencia y Tecnología del Sur en Shenzhen, comentó a Xinhuanet.com que dicho logro colocaba a China un paso más cerca de conseguir una fuente estable de energía limpia.

El anuncio de la gran noticia fue hecho por Gong Xianzu, investigador del Instituto de Física del Plasma de la Academia de Ciencias de China (ASIPP) durante el pasado viernes, según recopiló Global Times.

¿Cómo funciona el “sol artificial” creado por China?

Como hemos podido observar, el “sol artificial” de China es un reactor capaz de trabajar con plasma y alcanzar temperaturas incluso superiores a las del núcleo del Sol, pero aún no queda claro cómo funciona.

Aunque inicialmente pueda parecer complejo, su desarrollo está basado en una premisa muy simple: para poder crear energía de fusión nuclear, es necesario imitar las condiciones naturales de su creación, es decir, las que se encuentran en el Sol.

Claramente, por las diferencias atmosféricas entre nuestro astro rey y la Tierra, hacerlo a la perfección es imposible. Por ello, se deben contar con alternativas.

Por lo general, en el sol la fusión nuclear ocurre cuando los átomos de hidrógeno se comprimen por la presión hasta generar elementos más grandes como el helio. En la Tierra no podemos imitar los mismos niveles de presión gravitacional, por lo que debemos depender del calor.

De allí que el “sol artificial” de China, sea capaz de alcanzar temperaturas que pueden doblar y triplicar las de la estrella central de nuestro sistema solar. Solo así es posible conseguir dar inicio al proceso de transformación de los átomos de hidrógeno para que, a su vez, ellos emitan la energía verde libre de polución y contaminación que tanto necesitamos.

¿Qué significa para el mundo?

Ahora que sabemos cómo funciona el “sol artificial” de China, es más fácil comprender su utilidad. Con él, en un futuro se podría crear una fuente de energía constante, libre de contaminantes y mucho más poderosa que cualquiera de las que tenemos en la actualidad.

Según reportó Global Times, los científicos detrás de EAST han estimado que cada litro de agua de mar con deuterios –un tipo estable de átomo de hidrógeno con un protón y un neutrón–, podrían producir el equivalente enérgico a 300 litros de gasolina. Un detalle que, claramente, podría solucionar nuestra crisis actual con los combustibles fósiles.

En la actualidad, aún estamos lejos de tal meta, y el logro de China marca más el inicio del camino que el final de él. Sin embargo, vale la pena estar al pendiente de áreas de la ciencia como estas, ya que sus avances harán serán la base con la que todo nuestro estilo de vida podría cambiar.