AirTags de Apple
Crédito: Apple

Hace pocos meses, Apple lanzó al mercado unas novedosas etiquetas de rastreo, las AirTags. Esto para ayudar a sus usuarios a localizar pequeños objetos como llaveros, monederos y por supuesto iPhone. Sin embargo, informes recientes indican que estos accesorios podrían ser inseguros.

¿En qué sentido? Se pueden utilizar para rastrear a las personas sin su consentimiento. Si bien Apple dice que hay una alerta que se activa cada vez que un AirTag parece estar acompañado de una persona que no es su propietario, se ha demostrado lo contrario.

Las etiquetas se pueden colocar en una persona y la medida de seguridad no se activa

AirTags de Apple
Crédito: Apple

De acuerdo a los informes, una AirTag se podría colocar en una persona y esta no activaría ninguna medida de seguridad siempre que se conecte a un dispositivo espía. Esto debido a que las etiquetas no son personalizables.

Eso quiere decir que no solo los equipos vinculados por medio de Apple ID pueden localizarlo. Cualquier otra persona con un iPhone cercano también puede detectarlo, incluso, puede detectar “los detalles del identificador de la etiqueta y la ubicación del teléfono en los servidores”. De esa manera, se genera una brecha para el robo de datos.

Básicamente, lo que sucedería es un flasheo del microprocesador. Eso significa que cuando se active el modo perdido “la URL hacia la que apunte no sea la legítima que habilita Apple, sino otra que podría desarrollar el pirata para recibir la notificación”.

¿Qué está haciendo Apple al respecto?

Ante la situación, Apple está enviando una actualización de software que evita que personas malintencionadas usen las etiquetas para espiar o acosar a otras personas.

Ahora, las etiquetas emitirán una alarma “entre las ocho y las 24 horas de separación” de los propietarios. Así, se evita que un AirTag puede emplearse para rastrear a otros usuarios, incluso antes de la que la víctima lo detecte.

El envío de esta actualización es una muestra de que Apple está considerando las preocupaciones de sus usuarios en cuanto a la seguridad y privacidad que ofrecen las AirTags.