Mujer que trabaja por turnos dormida sobre el escritorio con papeles y su laptop semicerrada.

¿Ser madrugador o ser noctámbulo (es decir, el cronotipo) puede influir en la forma en quienes tienen trabajos por turnos recuperan sus horas de sueño? Los investigadores de la Universidad McGill encontraron evidencia de que sí en un pequeño estudio en el que monitorearon el sueño de policías.

Los hallazgos confirman que los cronotipos pueden influir en la duración del sueño y el comportamiento de siesta de las personas, sobre todo si estas están sujetas a horarios rotativos.

Trabajos por turnos y cronotipos, dos factores que influyen en la duración del sueño

Recientemente informamos que las personas que tienen trabajos por turnos tienen más probabilidades de sufrir un accidente de tránsito; esto debido a que también suelen padecer trastornos de sueño que afectan su concentración mientras conducen.

En efecto, los trabajos por turnos están estrechamente relacionados con trastornos de sueño y, por consiguiente, con un desequilibrio del ritmo circadiano del cuerpo. Varios estudios han encontrado vínculos entre la falta de sueño y una variedad de afecciones, al igual que este desbalance. Por ello, estudiar este reloj interno se ha convertido en una prioridad para comprender ciertas enfermedades.

Hombre de rasgos asiáticos acostado en su cama mirando hacia arriba por no poder dormir durante la madrugada.

Pero antes, es necesario comprender otros desencadenantes de trastornos de sueño. Sabemos que los trabajos por turnos son un factor de riesgo significativo, pero incluso las personas que tienen horarios más acordes con los ritmos circadianos los padecen. Es aquí donde entran en juego los cronotipos, las categorías en las que se clasifican las conductas relacionadas como los ritmos circadianos, como el sueño y la vigilia.

Algunas personas parecen estar programadas para dormir temprano en la noche; en cambio, otras son más noctámbulas y tienden a dormir hasta tarde. Tradicionalmente, estos fueron los dos principales cronotipos identificados por la ciencia, pero como indicamos en una nota previa, existen al menos seis.

Monitoreando el sueño durante turnos matutinos, vespertinos y nocturnos

Pese a la aceptación de más de dos cronotipos, aún hay muchas cosas que no se comprenden respecto al sueño en los humanos. Por ejemplo, los investigadores no tenían muy claro cómo influían estos en la duración y los horarios de sueño en personas que tienen trabajos por turnos rotativos.

Como ya dijimos, estos trabajadores por turnos son, en general, propensos a los trastornos de sueño, pero ¿podría el hecho de ser madrugador o de ser noctámbulo influir también en ello? ¿Podría el tipo de turno influir en la necesidad de una siesta o la duración de la misma?

Para determinarlo, los investigadores hicieron seguimiento a 74 agentes de policía (20 mujeres y 54 hombres) mientras trabajaban en sus turnos habituales (matutino, vespertino y nocturno) durante 28 a 35 días. Para ello, les proporcionaron un dispositivo similar a un reloj, que además permitía medir su sueño.

La duración de la siesta según el cronotipo

Así descubrieron que el efecto del cronotipo sobre la duración del sueño e incluso el comportamiento de la siesta de los policías dependía del tipo de turno al que asistían. Los madrugadores durmieron 1,1 horas más durante los turnos matutinos; mientras que los noctámbulos duermen dos horas más en los turnos vespertinos.

“El aumento de la mañana se correlacionó con una mayor duración del sueño durante una serie de turnos matutinos consecutivos, mientras que el aumento de la noche se correlacionó con una mayor duración del sueño durante la serie de turnos nocturnos”.

Dicho de forma más simple, los madrugadores tendían a tomar siestas durante sus turnos nocturnos y a dormir menos después de dichos turnos en comparación con los noctámbulos; también tomaban más siestas antes de cumplir sus turnos de noche.

El equipo destaca que esta es la primera vez que una investigación se enfoca en examinar la relación entre el cronotipo y la duración del sueño de los trabajadores por turnos. Y, por supuesto, podrían ayudar a desarrollar estrategias efectivas para mejorar la calidad y duración del sueño de ciertos individuos.

Referencia:

The relationship between chronotype and sleep behavior during rotating shift work: a field study. https://academic.oup.com/sleep/article-abstract/44/4/zsaa225/6128439