Imagen de Patrick y Bob Esponja

El arte de lo spin offs se han vuelto muy recurrentes en estos últimos años y aunque no dejan de ser interesantes, pues presentan otra cara de una historia que ya conocemos, no siempre resultan exitosos y esto se debe a ciertos elementos que no logran convencer a ese gran público que ya tiene una idea pre concebida de la historia cuya nueva perspectiva desean proyectar.

Otros por el contrario obtienen un gran éxito en solitario y todo  apunta a que esto sería lo que se espera con el spin off de Bob Esponja, The Patrick Star Show, una nueva producción tipo comedia familiar que tendrá 13 episodios que será protagonizada por Patrick Star, el mejor amigo de la famosa esponja amarilla y que sería la nueva apuesta de Nickelodeon Animation Studio para debutar en julio.

El reparto de las voces que interpretarán a los personajes serán los actores originales de la serie como Tom Wilson haciendo a Bob Esponja, Cecil Star, Cree Summer, Bunny Star, Jin Talley y por supuesto Bill Fagerbakker como Patrick. Todo apunta que este spin off seria una precuela donde estaría el joven Patrick viviendo con su familia y presentando el programa de variedades desde su propio dormitorio.

Contando nuevamente la historia

Cuando decimos que el gran público tiene una historia pre concebida sobre una película o serie original es porque el personaje central o la historia, según sea el caso, ya tiene su propio universo, el entorno donde se desenvuelve y por supuesto, su propia historia que ya está grabada en la mente del colectivo.

Cuando a esa historia ya conocida le hacen un spin off para darle un nuevo giro desde el punto de vista de otro personaje secundario de la trama, ya nuestro héroe no va a comportarse como recordamos originalmente e incluso, pudiera ser que ese barniz de heroicidad que originalmente nos entusiasmó pudiera quedar deslucido y esto es un arma de doble filo.

¿Por qué decimos esto? Porque no siempre los fans van a estar de acuerdo con el punto de vista del secundario de la película o de la serie cuya propia perspectiva de los hechos presenta, por muy simpático que él o ella hayan llegado a ser en su momento y aquí pudiera radicar el éxito o el fracaso que tenga el spin off que se esté efectuando.

Spin offs que llegaron al estrellato

Aunque como todo, existe la otra cara de la moneda y son aquellos spin offs que salieron de personajes secundarios de una serie o una película que en su momento llamaron mucho la atención y que contra todo pronóstico constituyeron un rotundo éxito.

Uno de estos ejemplos de spin offs exitosos más emblemáticos fueron Los Simpson, familia que apareció originalmente en un programa humorístico de televisión llamado El Show de Tracey Ullman que se transmitió en 1987. En dicho programa aparecían segmentos cortos de esta disfuncional familia con síndromes radioactivos que fueron del agrado del publico hasta que los mismos fueron teniendo más espacio hasta llegar a su debut en solitario en 1989 con su propio programa de televisión.

Otro ejemplo fue la serie estadounidense Beverly Hills, 90210, transmitida en la década de los 90 y cuyo éxito fue tal que fue replicada a nivel mundial con una trama centrada en un grupo de jóvenes rodeados de los lujos más excéntricos que pudieran darse en su época.

Casi paralelamente y aprovechando la cresta de la ola en popularidad, fue lanzado el spin off de la serie llamado Melrose Place con el mismo formato pero centrados en personajes adultos en vez de jóvenes ricachones. Por supuesto que utilizaron el recurso de cruzara los protagonistas originales con los adultos para elevar los niveles de audiencia y unir a los personajes. Demás está decir que fue un rotundo éxito.

Spin offs que se quedaron en el camino

Son muchos los ejemplos sobre spin offs que constituyeron sendos fracasos y para no hacer larga la historia nos enfocaremos en los más emblemáticos y uno de ellos fue el spin off de Friends, Joey que no pasó de su segunda temporada a pesar que tomaron a uno de los personajes más querido para esta prueba.

El spin off salió a tan solo cinco meses después de finalizada la serie, por lo tanto estaba muy fresca en la memoria de los fans el carismático Joey y ni hablar de las expectativas que se generó, las cuales se desinflaron casi que en los primeros capítulos.

Son muchas las conjeturas que trataron de explicar el fracaso de Joey y una de ellas fue la falta de química entre los actores de la nueva serie, algo que sobraba en Friends. Aunque Joey mantenía su mismo carisma, el peso de ser el personaje central le estaba pasando factura y se sentía que no podía solo con el peso de la trama. Trama que lamentablemente el resto de los actores no supieron cargar sobre sus hombros.

Otros apuntan a que el spin off salió sin una conexión con la serie madre lo que desmotivo a los admiradores de Friends,algo que muy probablemente hubiese logrado una mejor sintonía por aquello de la nostalgia.

Otro spin off que quedó en el camino fue Ángel, el personaje que salió de la famosa serie Buffy Cazavampiros que duro seis años con una alta sintonía. Aprovechando su fama de “malo favorito” en la serie, trató de proyectarse solo con el mismo nombre que tenía en la serie y a diferencia de aquella, aquí luchaba contra los de su propia raza, pues ya no era vampiro.

Pero el público prefirió que siguiera siendo vampiro en la serie original y Ángel confirmo la teoría que a veces tiene razón sobre que segundas partes nunca fueron buenas.

Spin offs que están por estrenar

¿Quien no recuerda a los carismáticos carros de Cars? Pues también tendrán su spin off exclusivo para Disney Plus y estará centrada en el personaje Mate, quien acompañado de Rayo MacQueen emprenderán un largo viaje por carretera a lo largo de Estados Unidos. Esta por estrenarse el próximo año y veremos como es recibida por el gran público.

Otro spin off que se espera es la relacionada con El Caballero Oscuro al igual que el de la serie Juegos de Tronos. Ambas están centradas en más que exitosas series y películas y es de esperar que el éxito lo tengan asegurado, sin embargo, en cuestiones de spin offs nada está escrito y son muchos los factores que pudieran incidir para dar al traste con algo que prometía ser un rotundo éxito.

Veredicto de los fans

Un remake o un spin off pudiera ser bueno, tener buena trama, excelentes escenarios y magníficos actores, pero como dijimos al principio, solo los fans o el gran público son los que tienen la ultima palabra y los que a la larga, elevan a las cumbres o envían a los fosos, desde las producciones más caras de la historia a las más económicas.

Y todo ello tiene que ver y mucho con las expectativas que sobre las mismas tengan, pues mientras más altas sean mayor es el nivel de exigencia, mientras que aquellas que no tienen esa intensidad, dan grandes sorpresas.

Ejemplos sobre estos casos sobran a lo largo de la historia y solo cuando el spin off ha sido estrenado es cuando puede decirse si ha sido exitoso o no y allí están los fans que tienen la última palabra en este veredicto.