Smartphones LG superpuestos uno sobre el otro

De acuerdo al diario Asia Business Daily, LG dejaría de fabricar smartphones a partir de este lunes, ¿qué sucederá con los usuarios que tengan activos dispositivos móviles de la marca? Esa es la pregunta que muchos nos estamos planteando. Esto debido a que en un anuncio previo la firma surcoreana había manifestado que la liquidación del negocio se completaría a finales de julio de este año.

Al respecto, hace poco informábamos que LG había decidido retirarse del mercado de telefonía móvil tras haber registrado pérdidas cuantiosas –más de 4 mil millones de dólares–  en los últimos cinco años. En efecto, esta situación la llevó a pasar de ser una de las marcas favoritas entre los usuarios a hundirse en el sumidero de un mercado muy competitivo y lleno de tecnologías innovadoras.

Pero, ¿qué pasará con los smartphones LG que aún siguen en stock?

Si bien LG ya había manifestado su deseo de salir del mercado de telefonía móvil, continuó fabricando smartphones “para cumplir contratos con empresas de telecomunicaciones”. Con base en ello, es evidente que nos encontraremos con dispositivos de la marca en más de una tienda. Eso significa que seguirá prestando soporte a sus equipos.

Aunque, previamente había anunciado que tanto el soporte como las actualizaciones de software para los usuarios “de productos móviles existentes durante un período de tiempo que variará según la región”. Por tanto, el abandono no será inmediato, según lo expresado por la compañía.

Entonces, ¿los usuarios LG seguirán recibiendo actualizaciones y parches de seguridad?

una mano sostiene un smartphone
LG seguirá enviando actualizaciones de software por los próximos tres años

Efectivamente, los clientes que cuenten con equipos móviles LG continuarán recibiendo actualizaciones de sistema por los próximos tres años. Inclusive, la compañía ofrece “cuatro años de servicio postventa a partir de la fecha de fabricación”. Con esto, la empresa ratifica su compromiso con sus clientes, aun después de cerrar sus fábricas de telefonía móvil.

De esta forma, LG le dice adiós a un mercado que por muchos años lo benefició, pero que hoy no le favorece. Sin embargo, seguirá trabajando en otros proyectos orientado al sector automotriz, robótica y hasta en la tecnología de sexta generación.