La pandemia de COVID-19 ha sido el tema de conversación más recurrente desde 2020, pero otros problemas más antiguos, como la crisis ambiental siguen ahí a esperas de solución. Y aunque muchos se lo tomen a la ligera, un nuevo estudio revela datos sobre las muertes vinculadas al cambio climático que deberían motivar cambios de estrategia.

Los investigadores informaron en la revista Nature Climate Change que más de un tercio de las muertes por calor que se registran en el mundo anualmente se vinculan de forma directa con el calentamiento global.

Por si fuera poco, esta proporción muestra apenas una parte del problema; y es que también se registran numerosas muertes por fenómenos derivados del cambio climático, como las tormentas, inundaciones y sequías.

Datos de mortalidad vinculada al calor entre 1991 y 2018

Para llegar a dicha conclusión, los científicos extrajeron y procesaron décadas de datos de mortalidad en 732 ciudades ubicadas en 43 países entre 1991 y 2018. Su objetivo era estimar la carga de mortalidad vinculada a la exposición adicional de calor como consecuencia del calentamiento global inducido por la humanidad.

Mujer con rasgos asiáticos mirando hacia arriba con la mano en su frente agobiada por el calor.

Tomaron las temperaturas y las compararon con 10 modelos de computadora que simulaban un mundo en el que no hubiese crisis climática. Con ello, obtuvieron un modelo de referencia o de control con el cual comparar los datos reales registrados durante el período en cuestión.

Entonces generaron curvas que mostraban cómo cambió la tasa de mortalidad de cada ciudad en función de la temperaturas. Luego las compararon con los modelos en cuestión y, de este modo, calcularon las muertes por calor adicional vinculadas al cambio climático.

Muertes vinculadas al cambio climático antropogénico

Los resultados mostraron que el 37 por ciento de las muertes por calor ocurridas durante dicho período se relacionaban directamente con el cambio climático estimulado por el hombre.

“En todos los países del estudio, encontramos que el 37 por ciento de las muertes relacionadas con el calor en la estación cálida se pueden atribuir al cambio climático antropogénico y que el aumento de la mortalidad es evidente en todos los continentes”.

Esto es aproximadamente 9,700 personas al año, pero cabe destacar que esto solo hace referencia a las ciudades incluidas en el estudio; los investigadores estiman que la cifra a nivel mundial es mucho mayor.

Algunas ciudades se adaptan mejor al cambio climático que otras

Los porcentajes más elevados se encontraron en ciudades de países de América del Sur, destacan Sao Paula,Brasil, con la mayor cantidad (239 muertes al año). De manera similar, en el sur de Europa y el sur de Asia también hubo varios puntos calientes de muertes relacionadas con el cambio climático.

Tierra ardiendo como una representación del calentamiento global.
Crédito: Flaming Globe/Facebook.

En el proceso, también descubrieron que algunas ciudades se adaptan mejor al calor que otras debido a factores diversos; entre ellos, el uso de aire acondicionado, las condiciones ambientales y la influencia cultural.

“Estas son muertes relacionadas con el calor que en realidad se pueden prevenir”, dijo Ana Vicedo-Cabrera, epidemióloga del Instituto de Medicina Social y Preventiva de la Universidad de Berna en Suiza. “Es algo que causamos directamente”.

Y aunque muchas personas se mantienen escépticas respecto al impacto que está teniendo el cambio climático, los expertos siguen afirmando que se trata de una preocupación real. De hecho, hace algún tiempo un estudio advirtió que miles de personas en China podrían perder morir a causa del calentamiento global; y, de igual forma, los resultados de un estudio posterior centrado en los Estados Unidos.

Referencia:

The burden of heat-related mortality attributable to recent human-induced climate change. https://www.nature.com/articles/s41558-021-01058-x

Escribir un comentario