Botella de bloqueador y protector solar una junto a otra, mostrando la diferencia física entre los contenedores.
Vía stock.adobe.com

Cuidar nuestra piel cuando estará expuesta a los rayos solares es vital para mantenerla sana. En la actualidad, sabemos que ello implica tener siempre al menos algún tipo de protección. Sin embargo, ¿conocemos cuál es el mejor para ella? Tal vez entender la diferencia entre protector solar y bloqueador solar sea lo que necesitamos para poder responder.

Para poder hacerlo, portales como The Dollar Shave Club buscaron el estimonio de expertos. Ahora, nosotros te presentamos un resumen de lo más importante dicho por cada uno. Así, podrás saber todo lo que necesitas sobre los protectores y bloqueadores solares, de forma que, la próxima vez que estés frente a los anaqueles, puedas tomar la decisión más sabia.

Sobre el protector solar

Básicamente, según explica el dermatólogo experto Anthony Rossi, lo que diferencia al protector solar es que él actúa como un filtro para los rayos del sol. Una vez sobre la piel, se convierte en una especie de cortina que evita que ellos lleguen directamente a la epidermis o a la dermis.

En consecuencia, los rayos UVA –causantes de arrugas y desgaste de la piel– y UVB –origen de los melanomas y el cáncer de piel– se transforman en versiones menos dañinas de sí mismos. Según Rossi, usualmente los protectores solares tienen compuestos orgánicos como las benzofenonas, los cinamatos y/o salicilatos.

Las primeras son altamente efectivas contra los rayos UVA, mientras que los últimos son mejores contra los UVB. Un buen protector solar debería tener una combinación de los tres compuestos.

Sobre el bloqueador solar

Por su parte, tal como explica el químico Fadi Mourad, el bloqueador solar es más un “espejo” que refleja los rayos del sol y evita que penetren en la piel. Es decir que, actúa como un reflector que evita que los rayos UVA o UVB puedan penetrar en absoluto la epidermis, por lo que nunca tienen oportunidad de llegar a la dermis.

Para lograr dicho efecto, generalmente se los hace con ingredientes protectores como dióxido de titanio y óxido de zinc.

Entonces, ¿cuál es la diferencia entre protector y bloqueador solar?

Representación de la acción del bloqueador solar vs el protector solar.
Bloqueador solar vs protector solar ante los rayos del sol. Vía intermountainhealthcare.org

Como podemos ver, la diferencia entre el bloqueador y el protector solar radica en los compuestos usados para su fabricación y la forma de protección para la piel. Por un lado, el primero actúa como un escudo total que refleja los rayos UVA y UVB por completo.

En consecuencia, tiene un nivel de efectividad mayor que los protectores comunes y, por sus compuestos, también es más recomendable para pieles sensibles. Ya que suelen ser menos irritante que aquellos en el protector solar.

Por su parte, el protector solar es una “cortina” o filtro que transforma los rayos UVA y UVB en versiones menos dañinas de ellos mismos. Así, por ejemplo, las personas igual pueden broncearse, pero con un poco menos de desarrollar arrugas o melanomas en el futuro.

¿Protector o bloqueador solar? He ahí el dilema

En general, si tienes una piel particularmente sensible, el bloqueador solar podría ser tu mejor opción. Todo ya que permitirá tener un mayor nivel de protección contra los rayos solares sin irritar a la piel en el proceso.

Por otro lado, si tu piel es más estándar, no habrá mucha diferencia en cuanto a beneficios por el uso de un protector o bloqueador solar. En otras palabras, ¡eres libre de elegir!

Eso sí, tal como recuerda Rossi, lo importante acá es que efectivamente elijas alguno. Sabemos bien que no hay una forma segura de broncearse y por lo que es vital que, si vamos a hacerlo, al menos busquemos las opciones con una protección suficiente, como los protectores o bloqueadores de amplio espectro (que sirven para rayos UVA y UVB) con más de 15 SPF de protección).

Igualmente, elijamos lo que elijamos, tendremos que estar conscientes de que la protección de la piel es un trabajo continuo. Por lo que, si no queremos arrugas ni quemaduras, deberemos reaplicar el producto al menos cada dos horas, para evitar que “desaparezca”.