Dos personas sobre scooters eléctricos
Crédito: Bird

Recientemente, la firma Bird ha anunciado el lanzamiento de un scooter eléctrico llamado Bird Three, el cual promete ser más ecológico y amigable con el medio ambiente. Pero, más allá de las promesas, ¿cómo funcionan y qué beneficios ofrecen estos aparatos?

A simple vista, su funcionamiento parece algo bastante sencillo. Sin embargo, los scooters eléctricos vienen equipados con baterías recargables, en su mayoría de plomo o litio, que permiten alcanzar velocidades de hasta 60 kilómetros por hora. Aunado a ello, se fabrican para realizar viajes cortos y de forma totalmente independiente.

Los scooters ecológicos son amigables con el medio ambiente porque no utilizan motores de combustión fósil

Una persona manejando un scooter eléctrico

Como mencionamos, los scooters ecológicos cuentan con un motor impulsado por baterías eléctricas. Eso significa que no emplean combustibles fósiles, por tanto, no emiten gases de efecto invernadero a nuestra atmósfera, resultando amigables con el medio ambiente. Se estima que un scooter genere la mitad de emisiones que produciría un automóvil tradicional, es decir, 200 gramos de gramos de dióxido de carbono por milla en comparación con los más de 415 de un carro tradicional.

En el caso del scooter Bird Three, la compañía indica que la batería está sellada herméticamente y tiene una clasificación IP68. Así como una vida útil de 14 mil millas. Con base en estas características, Bird afirma que es un modelo más ecológico y amigable con el medio ambiente. “Las baterías más pequeñas e intercambiables conducen a mayores emisiones generales de fabricación y requieren más millas recorridas por el vehículo para recuperar, reemplazar y recargar los scooters”, agrega.

Elegir un scooter por encima de un vehículo tradicional supone una disminución en el calentamiento global

Los scooters ecológicos con características atractivas como las del Bird Three representan un medio viable para movilizarnos, así como una alternativa sostenible para suplir automóviles tradicionales. Por tanto, suponen una opción segura para disminuir el calentamiento global.

Inclusive, los podemos usar para desplazarnos y sentir de cerca la naturaleza. De esta manera, los patinetes eléctricos se presentan como un medio de transporte económico y amigable con el medio ambiente.

El hecho de que los scooters ecológicos sean eléctricos no significa que estén libres de emisiones

Evidentemente, la conducción de scooters eléctricos significa una reducción de gases contaminantes. Sin embargo, hay estudios que demuestran que no están libres de emisiones. De hecho, se estima que el impacto real depende del proceso de fabricación, carga y recolección.

Los scooters eléctricos se elaboran a partir de materiales como aluminio, caucho y  litio, los cuales son agentes perjudiciales para el medio ambiente. De igual modo, cuando se transportan, terminan provocando indirectamente gases de efecto invernadero. Sencillamente, porque el transporte que se utiliza depende de combustión fósil.

Entonces, antes de adquirir este tipo de scooter es aconsejable que investiguemos que tan ecológico ha sido su proceso de fabricación y si sus características realmente son amigables con el medio ambiente.