SmartWatch sobre un mesón, un dispositivo que puede ayudar a predecir análisis de sangre

Según un estudio reciente, los smartwatches podrían convertirse en un instrumento de apoyo para los médicos al ayudarlos a predecir análisis de sangre. Investigadores de la Universidad de Duke y la Facultad de Medicina de la Universidad de Stanford indican que los datos recolectados por estos dispositivos pueden inducir a ciertas afecciones.

Para los científicos, las métricas correspondientes a frecuencia cardíaca, recuento de pasos, temperatura corporal, saturación de oxígeno y otras, pueden “ayudar a señalar cambios en el recuento de glóbulos rojos, deshidratación, anemia e incluso algunas enfermedades”. Si dudas, suena fabuloso, ¿cierto?

Smartwatches pueden ayudar a predecir enfermedades a partir de ciertas métricas

SmartWatche de color negro

Los investigadores explican que la combinación de ciertas métricas, tomadas por estos smartwatches, facilita la información al predecir análisis de sangre específicos. Por ejemplo, un aumento de la temperatura corporal combinada con la poca movilidad física de una persona pronostican una enfermedad. De hecho, este indicativo se probó a través de un recuento de glóbulos blancos en análisis de sangre.

Aunado a ello, la producción electrodérmica baja – menos sudor- significa que un paciente presenta un estado de deshidratación constante. Así pues, para dar con estos resultados, los científicos estudiaron a 54 pacientes por aproximadamente tres años, usando el reloj inteligente Intel Basis.

Una ayuda en casos de emergencias

Si bien los datos no son los suficientemente precisos para dar un diagnóstico, sirven de apoyo para tratar situaciones de emergencia. Además, ayudan a las personas a llevar un control de sus datos médicos y autoevaluarse. Al respecto, Jessilyn Dunn, profesora asistente de ingeniería biomédica en Duke, expresó:

“Hay una variación diaria en la frecuencia cardíaca y la temperatura corporal, pero estas mediciones individuales en las clínicas no capturan esa variación natural. Pero los dispositivos como los relojes inteligentes o los Fitbits tienen la capacidad de rastrear estas mediciones y cambios naturales durante un período prolongado de tiempo e identificar cuándo hay una variación con respecto a esa línea de base natural”.

De esta manera, los smartwatches siguen ganando terreno y se presentan como una opción para rastrear métricas que nos ayuden a evaluar nuestro estado de salud.