Manos jóvenes tomando una foto de una persona de tercera edad con un celular en cuya pantalla luce como un bebé.

Muchos preferirían vivir jóvenes durante toda su vida, pero el envejecimiento, al menos hasta ahora, es algo inevitable. Lo que sí podemos hacer es mantener un estilo de vida saludable desde la juventud, una estrategia que promete mantener nuestro cuerpo sano y, potencialmente, aumentar nuestros años de vida, si no nos atropella un vehículo ni sucumbimos en un desastre natural. Lo curioso es que los científicos sugieren que, bajo esta dinámica, es posible incluso reducir nuestra edad biológica.

Y es que un ensayo clínico reciente ha demostrado que aplicar cambios de alimentación y de estilo de vida durante apenas ocho semanas puede quitarnos hasta 3 años de nuestra edad biológica. Esto, dicho de forma más linda, significa que nuestro cuerpo funcionará como si fuera más joven de lo que es en realidad. Pero, ¿qué hay detrás de esto?

Reducir la edad biológica con cambios simples

Un equipo del Instituto de Investigación Helfgott, con colaboración del laboratorio del Centro de Análisis del Genoma de la Universidad de Yale, llevó a cabo un ensayo clínico peculiar. El objetivo de este era evaluar la efectividad de algunas de las recomendaciones en las que más se han afincado los médicos y científicos en las últimas décadas.

Bajo el esquema de ensayo controlado y aleatorio, 43 hombres adultos sanos de 50 a 72 años recibieron un tratamiento especial durante ocho semanas. El programa incluyó una guía de dieta, sueño, ejercicio y relajación, complementado con probióticos y fitonutrientes suplementarios.

Durante el estudio, se realizaron análisis de metilación del ADN de todo el genoma de los participantes en muestras de saliva. Para ello, utilizaron herramientas Illumina Methylation Epic Array, y el reloj Horvath DNAmAge 2013. Los resultados fueron analizados de manera independiente por la Universidad McGill y la Universidad Nacional de Medicina Natural.

Los resultados mostraron una reducción estadísticamente significativa de la edad biológica entre los participantes, que se mostraron tres años más jóvenes en comparación con los controles.

“Los cambios en los biomarcadores sanguíneos fueron significativos para la media de 5-metiltetrahidrofolato sérico y la media de triglicéridos”, escribieron los autores en su artículo.

Metilación del ADN, el mecanismo detrás de la reversión del envejecimiento

Cadena de ADN.

Los investigadores a cargo explicaron que la reducción de la edad biológica a través de este método ocurrió a través de mecanismo biológico específico llamado metilación del ADN. Estos patrones se han convertido en una herramienta útil para la evaluación del envejecimiento biológico, término con el que se describe la de daño y la pérdida de función de nuestras células, tejidos y órganos.

Como bien han demostrado trabajos previos, los patrones de metilación del ADN funcionan como predictores muy exactos de la edad biológica e incluso de la aparición de ciertas enfermedades.

La mejor parte es que hay una solución, e incluso prevención relativamente fácil de implementar y poco invasiva. Las prácticas alimentarias que incluyan grupos de nutrientes específicos y descarten ingredientes super procesados, así como la actividad física, la higiene del sueño y el trabajo mental, tienen un impacto tan significativo que incluso pueden revertir el envejecimiento biológico a través de la modificación de la metilación del ADN.

La primera evidencia de que es posible revertir la edad biológica con simples cambios

Este es el primer estudio revisado por pares que ofrece evidencia convincente de que los cambios de estilo de vida y de dieta pueden conducir una reducción inmediata y rápida de la edad biológica.

“La singularidad del enfoque de la Dra. Fitzgerald es que su ensayo ideó una estrategia natural, pero mecanicista, dirigida al sistema de metilación de nuestro cuerpo”, explica el experto en epigenética Moshe Szyf, de la Universidad de McGill.

“Este estudio proporciona la primera idea de la posibilidad de utilizando alteraciones naturales para atacar los procesos epigenéticos y mejorar nuestro bienestar y quizás incluso la longevidad y la esperanza de vida”.

Ahora los investigadores se encuentran reclutando más participantes para repetir el ensayo en poblaciones más amplias para corroborar sus resultados. De ser positivos, estaríamos frente a un método seguro, no farmacéutico y no invasivo capaz de ayudarnos a vivir mejor y por más tiempo.

Referencia:

Potential reversal of epigenetic age using a diet and lifestyle intervention: a pilot randomized clinical trial. https://www.aging-us.com/article/202913/text