La homeopatía, como bien sabemos, es una terapia que afirma que “lo similar cura lo similar” y que, hasta los momentos, aunque es utilizada, no ha sido comprobada por experimentos científicos. Ahora, esta forma de la medicina alternativa se está proponiendo como una posible ayuda contra el coronavirus, ¿realmente podría servir?

Para intentar responder a esa pregunta, un grupo de investigadores españoles se dedicó a seguir los tratamientos homeopáticos impartidos en pacientes con COVID-19. De este modo, buscaron comprender las capacidades de este tipo de medicina ante la pandemia.

¿Antecedentes positivos?

La homeopatía, como toda medicina alternativa, no se ha probado más allá de su efecto placebo, pero sí tiene evidencias históricas de ser útil durante pandemias anteriores al coronavirus, según lo resaltado los propios investigadores en su estudio. Como consecuencia, la práctica del siglo XIX sigue siendo utilizada hoy en día para intentar enfrentar todo tipo de dolencias.

En este caso, los investigadores observaron cómo ella interactuaba con individuos que tuvieran síntomas leves de COVID-19. Es decir, se enfocaron en aquellos con tos, fiebre, disnea (dificultad respiratoria) y/o infecciones por el coronavirus.

¿La medicina alternativa puede ayudar a combatir el coronavirus?

Con dicho enfoque, los investigadores de la Academia Medico Homeopática de Barcelona, realizaron su investigación prospectiva con 107 casos reportados de coronavirus en Cataluña, que fueron tratados con medicina homeopática.

Los investigadores Marc Lluís Clapers , Manuela Velat, Josep María Clapers, Joan Vidal-Jové y Joan Mora recopilaron sus datos de 19 homeópatas distintos. Al final, identificaron 103 casos leves o moderados, y 4 graves. Como solo se enfocarían en los cuadros menos severos de la enfermedad, los últimos no se tomaron en cuenta durante el análisis.

Diferentes frascos de medicina alternativa sobre fondo negro.
Vía Pixabay.

Según sus resultados, medicinas como las llamadas Sulph, Puls y Bry en España mostraron los niveles de efectividad más altos –sobre todo al unirlos con dosis de 200c, que ofrecieron los mejores resultados–. Pero, con ellas, hubo oscilaciones en el tiempo de recuperación que varió entre los 4 y los 14 días.

Siguiendo estos resultados, los investigadores concluyeron que estas medicinas alternativas son las más eficientes contra los síntomas leves del coronavirus. Sin embargo, su investigación fue meramente observacional y no se controlaron otras variables que pudieron influir en el tratamiento. Como consecuencia, sigue sin ser seguro que este tipo de opciones puedan otorgar el efecto deseado a los pacientes.

Es mejor ir por lo seguro

Aunque el reciente estudio mostró una aparente efectividad de ciertos elementos de la medicina alternativa contra el coronavirus, aún está muy lejos de ser comprobada. Como consecuencia, no se lo puede recomendar como una alternativa de tratamiento ni de profilaxis del COVID-19.

Por ahora, el único método seguro para prevenir el coronavirus es recibir alguna de las vacunas que actualmente se distribuyen en el planeta. Además, no existe aún un tratamiento totalmente efectivo para curar la enfermedad, solo formas de combatir sus síntomas. Asimismo, la mejor prevención real contra el COVID-19 siguen siendo el distanciamiento social, el uso de tapabocas y la higiene constante de las manos.

Referencia:

Analysis of Homeopathic Genus Epidemicus for COVID-19 Patients in Spain: DOI: 10.1055/s-0041-1727204

Lea también:

¿Por qué algunas personas recurren a pseudoterapias sin evidencia científica?

Escribir un comentario