La discriminación puede presentarse en diferentes formas, pero una de las que más sigue preocupando en nuestros tiempos está vinculada a la etnia y al color de la piel. Sus consecuencias son variadas, pero específicamente en adolescentes, el racismo puede detonar una forma de estrés particular.

Una nueva investigación realizada por profesionales de la Universidad Estatal de Carolina del Norte reveló que los adolescentes de piel oscura que han sido víctimas del racismo también experimentan estrés anticipatorio; esto como consecuencia de su temor a volver protagonizar un episodio de discriminación.

¿Influye la identidad étnica en el estrés de adolescentes de piel oscura?

Incluso quien no lo haya experimentado, sabe que el racismo puede generar estrés en sus víctimas. Y aunque no todos lo vivan de la misma forma, se sabe que parte de este estrés tiene características anticipatorias.

Interesados por este tema, los investigadores enfocaron un trabajo reciente en determinar qué influencia tiene la identidad étnica en el desarrollo de este tipo de estrés en adolescentes.

Aspectos que vinculan la identidad étnica con el estrés anticipatorio

Para ello, encuestaron a 442 adolescentes de piel oscura con edades que iban de 14 a 17 años. El cuestionario incluyó preguntas sobre experiencias de racismo, aspectos de su identidad racial y preguntas formuladas para determinar si había algún vínculo entre el estrés anticipatorio y sus experiencias de racismo.

En lo referente a la identidad étnica, se centraron en tres aspectos: centralidad, opinión privada y consideración de la opinión pública. Los investigadores definieron la centralidad como la importancia que daba cada individuo a ser de piel oscura; la opinión privada es el sentimiento particular de cada participante hacia las personas de piel oscura en general; mientras que la consideración de la opinión pública la definieron como la percepción que tiene cada adolescente de cómo se sienten otras personas sobre los de piel oscura en general.

Las otras preguntas de la encuesta exploraron cuatro aspectos del estrés anticipatorio: estrés psicológico; estrés fisiológico; cognición perseverante y evaluación secundaria. La cognición perseverante ocurre cuando no podemos dejar de pensar en algo; mientras que, al menos en este tema, la evaluación secundaria se define como hasta qué punto alguien sopesa efectivamente su capacidad para prevenir o reducir el daño causado por un evento relacionado con el racismo.

94% de los adolescentes fueron víctimas de racismo

Una vez recolectadas todas las respuestas, los investigadores procedieron a su análisis. En el proceso, descubrieron que 94 por ciento de los participantes afirmó haber experimentado un episodio de racismo. Y, tal y como esperaban, la identidad étnica estaba vinculada con el estrés anticipatorio antes informado.

Los adolescentes con puntajes más altos en la consideración privada, mostraron menos estrés anticipatorio antes de experimentar un episodio de racismo, lo que sugiere un cierto efecto protector psicológico de este aspecto. En cambio, la consideración privada no tuvo efecto alguno en la prevención del estrés anticipatorio en los participantes.

Joven de piel oscura en un espacio abierto con expresión de preocupación.

Y, por último, mientras mayor era el puntaje de los adolescentes en lo referente a la centralidad, mayor era el estrés anticipatorio que experimentaban en todos los ámbitos. Este último resultado en particular llamó la atención de los investigadores porque deja en evidencia algún tipo de prejuicio propio por ser de piel oscura.

“Esto es complicado, porque si bien los puntajes de centralidad altos se asociaron con un peor estrés anticipatorio, investigaciones anteriores dejan en claro que hay muchas razones por las que es importante que las personas negras se sientan bien por ser negras”, dice Elan Hope, autor correspondiente del estudio y profesor asociado de psicología en la Universidad Estatal de Carolina del Norte.

La identidad étnica y la opinión pública como factores mediadores del estrés anticipatorio

La exploración de los aspectos concretos del estrés anticipatorio reveló algunos detalles que parecen complementar los ya expuestos. Los adolescentes con una mayor consideración del público informaron menos estrés anticipatorio relacionado al racismo.

Y aunque parezca un resultado positivo, los investigadores también notaron algo que merece atención adicional. Puede que los adolescentes de piel oscura que obtuvieron un puntaje algo en la opinión pública fueran más propensos a culpar del racismo a sus características personales.

Adolescente de piel oscura quitándose una máscara como gesto de aceptación de su identidad.

Partiendo de ello, una solución plausible para este pensamiento podría ser ocultar el problema del racismo a los niños. Sin embargo, este opción también opacaría el alto valor que tiene encontrarse con comunidades en contra del racismo y con vasta integración de personas de piel oscura.

La conclusión a la que llegaron los investigadores fue que, si bien la identidad étnica puede ayudar a reducir el estrés anticipatorio vinculado a ataques por racismo, siempre existe un límite.

He allí la importancia de que padres, maestros y cuidadores sean proactivos en la formulación de políticas y estrategias que ayuden a los adolescentes en su arduo proceso de aceptación e integración al mundo.

Referencia:

Black adolescents’ anticipatory stress responses to multilevel racism: The role of racial identity. https://doi.apa.org/doiLanding?doi=10.1037%2Fort0000547

Lea también:

¿La pandemia de COVID-19 podría impulsar la diversidad en los ensayos clínicos?

Escribir un comentario