Hombre con riesgo de alzheimer tocando su cabeza con preocupación.
Vía PxHere.

En la actualidad, las herramientas utilizadas para diagnosticar el riesgo de Alzheimer no son pocas. Pero, la mayoría de estas tienden a ser invasivas o extremadamente costosas. Como consecuencia, no se suelen usar de forma generalizada en el cuidado de la salud.

Ahora, una nueva investigación recientemente publicada en la revista científica Nature Medicine podría cambiar esto. Para su realización, el investigador Oskar Hansson lideró a un equipo conformado por Sebastian Palmqvist, Pontus Tideman, Nicholas Cullen, Henrik Zetterberg, Kaj Blennow, the Alzheimer’s Disease Neuroimaging Initiative, Jeffery L. Dage, Erik Stomrud, Shorena Janelidze y Niklas Mattsson-Carlgren.

En conjunto, desarrollaron el prototipo de una herramienta que podría cambiar la forma en la que se diagnostica el Alzheimer. Esto no solo porque permitirá procesos de detección más rápidos, sino también más asequibles.

Esta herramienta ayudará a diagnosticar más rápido y fácil el riesgo de Alzheimer

La propuesta presentada por los autores consiste en un algoritmo que combina y analiza los resultados de una prueba de sangre junto a los resultados de tres exámenes cognitivos. En total, el proceso de utilización de este prototipo solo toma 10 minutos y ofrece una de las respuestas más rápidas y precisas sobre el riesgo de Alzheimer.

Para probar esto, los investigadores de Suecia trabajaron con un grupo internacional de 340 pacientes suecos y 543 norteamericanos. Cada uno mostró tener problemas leves de memoria antes de iniciar el estudio. Por lo que, la herramienta solo se dedicó a diagnosticar cuál sería el su riesgo a futuro de desarrollar Alzheimer.

Mujer mayor con riesgo de alzheimer.
Vía Pixabay.

Para poder dar sus resultados, el algoritmo analizó la información de las muestras de sangre tomadas a los pacientes. Específicamente, buscaba en ellas señales de la P-tau217 plasmática (un producto de la proteína P-tau217 que se dispersa en la sangre).

Métodos más antiguos de diagnóstico del Alzheimer buscan la P-tau217 en el líquido cefalorraquídeo del cerebro. Todo ya que se ha comprobado que su presencia allí es un biomarcador temprano de la enfermedad.

Sin embargo, las pruebas de este líquido son caras, invasivas y lentas. Por ello, la posibilidad de buscar subproductos de la P-tau217 en la sangre se ha mostrado como una alternativa mucho más asequible y replicable.

90% de precisión en un rango de 4 años

En general, la nueva herramienta ayudó a diagnosticar con un 90% de exactitud el riesgo de Alzheimer que tendrían los pacientes dentro de los siguientes 4 años. Otras medidas de diagnóstico, como las pruebas del líquido cefalorraquídeo o las tomografías cerebrales solo consiguieron un 72% de precisión.

Por su parte, la prueba de sangre por sí sola mostró tener un 82% de exactitud a la hora de detectar el riesgo de Alzheimer. Debido a lo cual se comprobó que el nuevo método no solo es más eficiente como un todo, sino que las partes que lo componen muestran un mayor potencial que las herramientas que habíamos usado hasta ahora.

¿Qué ventajas trae esto?

Los investigadores consideran que contar con esta herramienta nos ayudará a diagnosticar y tratar más rápido a las personas con riesgo de Alzheimer. Por lo general, los nuevos medicamentos diseñados para atrasar esta enfermedad –que por ahora no tiene una cura definitiva– son más efectivos durante las primera etapas de deterioro cognitivo.

En otras palabras, contar con alternativas para identificar antes a las personas posiblemente afectadas, nos ayudará a reaccionar tempranamente y comenzar a tratar la enfermedad cuando es más fácil ralentizar su avance –y antes de que afecte notoriamente a la persona–.

“El algoritmo actualmente solo se ha probado en pacientes que han sido examinados en clínicas de memoria. Nuestra esperanza es que también sea validado para su uso en la atención primaria de la salud, así como en países en desarrollo con recursos limitados”, acotó Palmqvist.

Referencia:

Prediction of future Alzheimer’s disease dementia using plasma phospho-tau combined with other accessible measures: https://doi.org/10.1038/s41591-021-01348-z

Lea también:

¿Pronto podríamos tener un nuevo modo de identificar tempranamente el Alzheimer?