En medio de esta ola tecnológica, las plataformas digitales son esenciales para navegar eficientemente en la web, pero, ¿qué tanta influencia tienen los gobiernos sobre ellas? La duda surge ante la demanda que WhatsApp ha interpuesto en contra de la India por intentar violar la privacidad de sus habitantes a través de este servicio.

Al parecer, India estaría exigiendo a empresas como Facebook y Twitter que apliquen nuevas reglas en sus plataformas. Específicamente para que rastreen el origen de los mensajes y las publicaciones que amenazan “la soberanía, seguridad estatal o el orden público” de este país. Al respecto WhatsApp ha expresado que:

“Requerir que las aplicaciones de mensajería ‘rastreen’ los chats es el equivalente a pedirnos que mantengamos una huella digital de cada mensaje enviado en WhatsApp, lo que rompería el cifrado de extremo a extremo y socavaría fundamentalmente el derecho a la privacidad de las personas”.

No es la primera que un gobierno intenta controlar plataformas digitales

Si bien el caso de India es alarmante, no es la primera vez que un gobierno intenta controlar las plataformas digitales del país que dirige. Por ejemplo, China cuenta con un estricto sistema de censura y manipulación que le permite saber cómo se comportan sus habitantes en línea. Y, en dado caso dar con personas que critiquen o promuevan movimientos en contra del presidente Xi Jinping.

Logo de TikTok e imagen de Donald Trump

Por otro lado, nos encontramos con Estados Unidos y su interés en bloquear la plataforma de TikTok por considerarla un instrumento espía de China, y por ende, una amenaza para la seguridad nacional de este país. La batalla entre ByteDance y el gobierno estadounidense llevó a la compañía asiática a considerar la opción de vender parte de sus acciones a Oracle y Walmart. Esto para cumplir con las exigencias de la administración de Trump y seguir operando en esta región.

Evidentemente, los casos señalados demuestran la influencia que los gobiernos tienen sobre las plataformas digitales. Estas en algunas situaciones como en el caso de China e India –si logra que las redes sociales acaten sus exigencias- se pueden catalogar como censura. Esto debido a que claramente los gobiernos restringen la actividad en línea de sus habitantes.

Ahora bien, ¿qué sucederá si el gobierno de la India pierde ante WhatsApp?

La demanda de WhatsApp en contra de la India ha despertado el interés de otros gobiernos y del mundo digital en general. Si la compañía pierde, otros países podrían seguir el ejemplo: “Lo que pasa en India es algo que gobiernos de todo el mundo verían y querrían aplicar”, agregó Nikhil Pahwa, un activista de derechos digitales con sede en Nueva Delhi.

Por tanto, si la empresa resulta victoriosa, traería resultados positivos para las plataformas digitales y la defensa de la privacidad que tanto aclamamos los usuarios. Después de todo, las conversaciones en WhatsApp “están cifradas de extremo de extremo” e interactuar por allí es una forma de expresarnos sin mayor tapujo.

Lea también:

India ordena a Twitter eliminar publicaciones que critican respuesta al COVID-19

Escribir un comentario