Salero en posición horizontal sobre una mesa con algo de sal apilada.

Con la bonanza de información a la que nos exponemos diariamente, es probable que muchas personas sepan que el consumo de sal en exceso es nocivo para la salud. Pero, ¿cuántos están al tanto del porqué? ¿Realmente el público conoce los efectos que tienen las cantidades elevadas de este ingrediente sobre nuestro cuerpo?

A veces comprender las cosas de manera profunda puede generar los cambios que tanto esperamos. Así que, si no has logrado reducir las cantidades de sal de tus comidas, quizás encuentres la motivación que necesitas en los siguientes párrafos. A continuación te explicamos por qué el consumo excesivo de sal es perjudicial, y hasta letal, para tu salud.

El exceso de sal aumenta la presión arterial

Empecemos por el sistema circulatorio. Nuestro corazón funciona como una bomba y los vasos sanguíneos como tuberías a través de las que circula la sangre bombeada por el primero.

La presión de las arterias aumenta con la cantidad de sangre que debe circular a través de ellas, pero también si se reduce el diámetro de estas. El consumo de sal en exceso puede ocasionar ambas cosas.

Tensiómetro junto a una figura de corazón.

De modo que, cuando introducimos demasiada sal en nuestro organismo, el corazón bombea más sangre, lo que genera un aumento de la presión arterial. Si esto se mantiene, con el tiempo, los vasos sanguíneos se harán más estrechos, causando un efecto similar crónico que se manifiesta luego como ataques cardíacos, accidentes cerebrovasculares, entre otros problemas.

El efecto es prácticamente inmediato. 30 minutos después de ingerir sal en exceso, los vasos sanguíneos experimentan cambios en su capacidad de dilatación. Por fortuna, reducir su consumo también tiene efectos rápidos, como la reducción de la presión arterial en cuestión de horas y días.

Consumo excesivo de sal también puede dañar el cerebro

Al aumentar la presión arterial, el consumo excesivo de sal puede afectar también al cerebro. Como muchos sabe, la hipertensión es un factor de riesgo importante para los accidentes cerebrovasculares, muchos de los cuales tienen efectos fatales.

De manera similar, la ingesta elevada de sal puede alterar el funcionamiento del troncoencefálico, que se encarga de regular la presión arterial de acuerdo a las cantidades e sal.

Consumo excesivo de sal daña los riñones

Manos sosteniendo figuras superpuestas de dos riñones.

Pero el consumo excesivo de sal no solo modifica la presión del sistema circulatorio; podríamos decir que todo el cuerpo puede verse afectado. Por ejemplo, los riñones, encargados de excretar la sal de nuestro organismo, podrían empezar a retenerla en casos de hipertensión.

Esto puede ocasionar los típicos síntomas de hinchazón de los tobillos y agravar al punto de provocar la acumulación de líquido alrededor del corazón y los pulmones. Y, como es de esperar, desencadenar problemas de salud con consecuencias potencialmente fatales.

Efectos sobre el sistema inmunológico y el microbioma intestinal

Y aunque no se hable mucho de ello, ciertos estudios sugieren que la sal también puede afectar el funcionamiento del sistema inmunológico, que se encarga de defender de nuestro cuerpo de infecciones y células nocivas.

Los investigadores creen que la inflamación crónica vinculada al consumo excesivo de sal también podría explicar el desarrollo de enfermedades cardíacas y otros problemas de salud.

Y, por último, se cree que los niveles de sal en el organismo también influyen en el equilibrio del microbioma intestinal. De hecho, ciertos estudios sugieren que hay un vínculo entre las bacterias intestinales y la inflamación inducida por este ingrediente a través de la presión arterial elevada.

Reducir el consumo de sal trae grandes beneficios

Cucharilla de madera con sal.

A pesar de que estos efectos están bien documentados, los mecanismos que hacen que la sal en exceso sea nociva para nuestra salud aún no se comprenden del todo. Lo bueno es que algo tan simple como reducir las cantidades que consumimos puede prevenir todas estas enfermedades.

Los estudios indican que cualquier reducción en su consumo tiene efectos significativos. De modo que los más adeptos a este ingrediente pueden realizar cambios pequeños y paulatinos hasta alcanzar el límite recomendado de 2,300 mg de sodio diarios.

Referencia:

How much harm can a little excess salt do? Plenty. https://www.heart.org/en/news/2021/05/26/how-much-harm-can-a-little-excess-salt-do-plenty

Lea también:

5 razones por las que las papas son buenas para tu salud